Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Conmigo o de extrema derecha

Pedro J.Piqueras (Gerona)
Redacción
lunes, 14 de febrero de 2011, 12:56 h (CET)
El Sr. Gil Lázaro, diputado del PP, preguntó en el Parlamento al Sr. Rubalcaba por la no mención del teléfono del secretario de Estado de Seguridad, en las investigaciones iniciales en el caso “Faisán”, para añadir después, refiriéndose al titular de Interior, su responsabilidad política no está determinada por el hecho de que declare un testigo u otro, sino por "el escándalo de que su director general de la Policía esté imputado", y pudimos ver en TV como la cara del Sr. Rubalcaba se llenaba de ira. Siguió diciendo el diputado "Lo que usted llama incidente, el Juez lo llama delación", afirmando: “este caso huele a cloaca de Estado", “el chivatazo ‘pende’ sobre la cabeza del Sr. Rubalcaba”, "es el precio que pagaron, por el sucio proceso de paz".

El “superministro”, lleno de cólera, optó por las descalificaciones para atacar a Ignacio Gil Lázaro, fuera de sí, con mucha sorna, le espetó: “Usted va contra mí, hace preguntas patéticas para esta noche lucirse por las cadenas de extrema derecha". Esto lo dijo todo un Vicepresidente Primero y Portavoz del Gobierno de Rodríguez Zapatero, y siguió “pero aunque no le guste al PP, estamos en el principio del fin de ETA, mejor que la semana pasada, y la semana que viene aún será mejor y se lo repetiré cada vez". ¿No les recuerda a algo parecido que dijo el Sr. Zapatero el 30 de diciembre del 2006? Hay una diferencia de tiempo, el Presidente dijo este año estamos bien, el próximo estaremos mejor. Al día siguiente vino lo de la T-4 ¿Lo recuerdan?

Considero muy grave que un Vicepresidente de un Gobierno democrático considere cadenas de televisión de extrema derecha a aquellos medios que haciendo uso de la libertad de expresión que les concede la Constitución, se atreven a criticar la acción del Gobierno. Contrariamente sí que hay cadenas afines –subvencionadas- al gobierno socialista, que son las que descalifican a los demócratas por no estar de acuerdo con sus convenciones. ¿Ustedes saben muy bien a que me refiero?

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris