Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Etiquetas:   Entre copas  

Ni el fútbol se libra de las flechas de cupido

Alberto Mendo
Alberto Mendo
lunes, 14 de febrero de 2011, 08:29 h (CET)
Cupido ha estado disparando flechas en los últimos días preparando este día de los enamorados y ha repartido amor y desamor a partes iguales. Entre las nuevas y extrañas relaciones está la de José Mourinho y Manolo Preciado, dos caracteres incompatibles pero unidos por el interés. No creo que duren, pero el detalle que ha tenido el técnico del Sporting logrando que su equipo empate ante el Barcelona le ha llegado al corazón al portugués. El equipo asturiano jugó en El Molinón como no lo hizo en el Camp Nou: con determinación, con convicción… y con los mejores. De paso, le ha devuelto parte de emoción a la Liga, que languidecía con tanto dominio azulgrana, y una dosis de confianza en la remontada a los aficionados merengues, al ver la desventaja reducida a cinco puntos. Yo sigo creyendo que son demasiados.

El madridismo mantiene su romance con Mourinho, Cristiano Ronaldo, Ozil y compañía, e incluso lo refuerza semana tras semana por los muchos contratiempos que están encontrando, como los árbitros. Ayer, en la victoria contra el Espanyol, volvió a quedar claro que en la relación entre el equipo blanco y los colegiados no hay cartas de amor, sino tarjetas rojas como la que Mateu Lahoz le enseñó a Casillas recién estrenado el partido. Fue una decisión tan injusta como inédita, porque Iker nunca había visto una roja directa en Liga. En realidad, creo que el arbitraje español está peleado con el fútbol en general; sino, no entiendo por qué lo maltratan tanto. En cualquier caso, la expulsión injusta de Casillas espoleó al resto del equipo blanco, que en inferioridad numérica hizo un buen partido.

Lo mismo que falla, Cupido a veces acierta. Una de sus mejores flechas es la que un día unió a Pep Guardiola con el Barcelona; forman una de esas parejas en las que está claro que el uno está hecho para el otro. Sin embargo, incluso en estos casos, hay complicaciones: mientras que el club desea una relación duradera, el entrenador desconfía de que llegue un amante cuando las cosas se tuerzan. Guardiola es de los que, con mucha dignidad y antes de que lleguen los cuernos, prefiere decir: “Tú no me dejas, el que te deja soy yo”. Por eso, insiste en renovar su matrimonio de año en año, e incluso lo haría de seis meses en seis meses, como ha reconocido. No obstante, que casarse no es para siempre en esto del fútbol queda demostrando periódicamente. El último caso lo tenemos con Miguel Ángel Portugal y el Rácing, y el próximo divorcio será el del Atlético de Madrid y Quique Sánchez Flores. Muchos ramos de flores en forma de victorias tendría que darle el técnico al club rojiblanco para evitarlo.

Terminaré con un caso de amor platónico: Cesc Fábregas y el Barcelona. No sé qué parte de las dos está más enamorada del otro. Sin embargo, el destino caprichoso hace a menudo parejas inesperadas y el jugador sabe que tiene otro pretendiente igualmente atractivo como es el Real Madrid. Jugadores como Luis Enrique o Figo ya han demostrado que en esto de los colores no hay nada escrito y que el afecto por un escudo puede surgir también de la conveniencia. De momento, Cesc debe fidelidad al Arsenal y tendrá que demostrarlo precisamente contra el Barcelona este miércoles en la ida de octavos de la Champions.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris