Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Sortu

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 14 de febrero de 2011, 08:15 h (CET)
Llevaba el popular Jaime Mayor Oreja, para escándalo del régimen y sus voceros, avisándolo hacía ya tiempo: ETA iba a intentar mantenerse en unas instituciones de las cuales jamás ha salido. Y es que a día de hoy, por decisión del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, como bien estableció el Tribunal Supremo al recordar que en 2007 sólo pudo ilegalizar las listas de ANV que el gobierno le presentó, siguen ocupando 43 ayuntamientos. Entre ellos el de Mondragón, donde fue concejal Isaías Carrasco hasta que en vísperas de las generales de 2008 ETA lo asesinase. Patxi López expulsaba del velatorio del edil no a Eguiguren, el de las copitas con los batasunos, sino a Mariano Rajoy. Una imagen para el futuro cercano. El que estaba por llegar. El que muchos no quisieron ver porque resulta demasiado duro aceptar la realidad.

Cuatro años después el partido que sustenta al gobierno y se confunde con él parece el único dispuesto a creerse que a los etarras de Batasuna, que lo uno y lo otro es lo mismo y no sólo porque lo diga el Tribunal Supremo, les ha entrado un ataque de casi arrepentimiento en vísperas electorales que ha motivado que rechacen, pero no condenen, como por cierto ya hicieran en el pasado, la violencia futura de ETA. O sea, la suya propia.

Encantado, feliz, pidiendo que ETA se siente en los consistorios se ha mostrado el ala más nacionalista socialista del PSOE encarnado por Odón Elorza y Jesús Eguiguren. El resto disimula un poco más, pero no mucho. Patxi López ha desechado la propuesta de Antonio Basagoiti de poner en cuarentena lo que a todas luces son triquiñuelas del terrorismo. ZP no se quiere pronunciar. Rubalcaba anda ocupado lanzando cortinas de humo alrededor del Faisán, que no es otra cosa más que colaboración de instancias superiores del Ministerio del Interior con banda armada.

Dicen los buenistas (y repiten los contertulios que se atienen a los puntos de vista de Ferraz) que los estatutos presentados por Sortu, que es la nueva marca del terror, cumplen escrupulosamente con la Ley de Partidos y que la continuidad del crimen en los ayuntamientos depende de los jueces y no de Rodríguez Zapatero, que ya se sabe que éste es bueno, casi angelical. Otros pensamos que es bastante evidente que los de Sortu son los de siempre. Los mismos perros con distinto collar. Y que el PSOE lo sabe perfectamente. Lo de la Justicia invocada me produce risa. Hagamos como que nos creemos que en España existe la separación de poderes proclamada por Montesquieu y negada por: Alfonso Guerra ¿es que no fue bastante con la sentencia del Supremo que recordaba que los jueces se tienen que atener a los informes policiales y fiscales a la hora de determinar qué listas son legales y cuáles no? Por favor, no nos tomen por tontos.

Ya está bien de hipocresía. Rodríguez Zapatero debería aclarar a los ciudadanos que su proyecto primigenio, acaso decidido antes del año 2004, pasa por el blanqueo de ETA y su entrada en el nuevo régimen, sustituto del salido de la Transición que tanto desprecian. Y por la expulsión de la vida pública (la extrema izquierda ya habla de la ilegalización del PP mientras protesta porque ETA no concurra en los comicios) del centro-derecha, que anda, qué gran error, suplicando un sitio al sol. Un proyecto excluyente. Profundamente antidemocrático. El proyecto del Pacto del Tinell.

Pero para decir la verdad a los españoles Rodríguez Zapatero no sólo debería dejarse de hipocresías. Debería de ser sincero. Y eso ya es pedir demasiado.

Otrosí El día 19 de febrero el Partido Pirata y el Partido de la Libertad Individual han convocado una concentración contra la Ley Sinde. Las iniciativas contra la censura en la red no cesan. Y los grandes partidos siguen haciendo oídos sordos al clamor de la ciudadanía. La ola se agiganta.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris