Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Contar por no callar  

El fondo de armario de Camps

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 13 de febrero de 2011, 02:48 h (CET)
Esta semana mi artículo semanal quería escribirlo hablando de la dimisión de Mubarak a instancias de las protestas del pueblo egipcio y con el visto bueno del gran padre blanco, en esta ocasión de color, Barak Obama, quería hablar de la alegría que me produce la revolución de los egipcios pero también del temor que me da el Ejército, todos los ejércitos, tutelando el camino egipcio hacia la democracia. Pero la actualidad más cercana manda y justamente la semana política ha terminado con una nueva estación en el Vía Crucis del todavía President de la Comunitat Valenciana.

Mientras Francisco Camps se daba un baño de multitudes alrededor de una paella gigante en una feria turística la Fiscalía solicitaba que se sentará ya junto con algunos de sus más allegados conmilitones en el banquillo de los acusados para responder de la acusación del delito de cohecho por haber recibido dádivas de la mano de la trama Gürtel. El fondo de armario de todo un presidente de la Comunitat Valenciana se vio ampliado entre los años 2005 y 2008 en doce trajes, cuatro americanas, cinco pares de zapatos y cuatro corbatas por un montante total de 14.021 euros que le fueron regaladas por su amiguito del alma, también conocido como El Bigotes, para que le allanara el camino en el proceloso mundillo de los concursos públicos e incluso para que en ocasiones las adjudicaciones no llegaran a someterse a concurso y se le adjudicaran los trabajos gracias al milagroso dedo de el curita.

Desde que estalló el escándalo Gürtel los abogados de Francisco Camps han intentado dilatar el proceso por todos los medios con el fin de llegar a las elecciones autonómicas del próximo Mayo sin que el President tuviera que sentarse en el banquillo, desde las calles de Génova y Quart, nidos de las gaviotas azules del PP en Madrid y Valencia, se ha descalificado hasta la saciedad al Ministerio Fiscal y se ha intentado que con la connivencia de jueces también más que amigos se echara tierra al asunto. Pero finalmente la maniobra les ha salido mal y el escrito presentado por la Fiscalía ante el juez José Flors, instructor del caso en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, lo deja bien claro al decir en su escrito acusatorio que los capitostes de Gürtel agasajaban a “funcionarios públicos y autoridades con importantes responsabilidades en altas instituciones y organismo de la Comunitat Valenciana para favorecer sus intereses”. El conocido do ut des del derecho romano, doy para que me des.

La petición fiscal para este caso de los trajes regalados es que se imponga a Francisco Camps una multa de cinco meses y quince días a razón de 250 euros diarios, en total 41.250 euros, una cantidad irrisoria para gentes de posibles como el President y sus compinches de trapicheos. Si fuera juzgado con el nuevo Código Penal podría ser condenado a penas de hasta un año de cárcel y suspensión de empleo y cargo público hasta tres años, pero hasta en eso le llega la suerte a quien sus compañeros de la dirección nacional del PP no se atreven a cambiar pese a que sea el careto que sea el que figure en el cartel electoral de la muchachada de la gaviota las aves carroñeras seguirán sobrevolando los cielos del País Valencià. Mariano Rajoy sigue sesteando y mirando hacia otro lado esperando aposentar sus posaderas en lo sofás de Moncloa mientras abandona Valencia al libre albedrío de sus huestes bien vestidas y calzadas gratis et amore.

Las apuestas ahora están en saber si Camps acudirá al juicio elegantemente vestido con alguno de los 12 trajes que recibió de sus amiguitos del alma o bien echará mano a su fondo de armario para lucir cualquier modelito vintage con el fin de no provocar a los togados que tengan que juzgarle. Tal vez guarde los ternos y las americanas del listado fiscal para cuando tenga que acudir a nuevos juicios en los que se dilucide y juzgue si también ha cometido los delitos de financiación ilegal, delito electoral, cohecho y contra la Hacienda Pública de los que también habla el escrito de la fiscalía y cuyas causas siguen pendientes a expensas de lo que decida el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid. Esto no ha hecho más que empezar.

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez y el sexo de otro Sánchez, "el Lute"

La Sesión del Pleno del Congreso de los Diputados número 162 fue atípica

Más dinero para Sanidad

Eliminación del copago, cubrir las bajas de médicos rápidamente, contratación de más médicos y personal sanitario es lo que se necesita ya y hablo de España

Toques exigentes

La magia de los toques exigentes hay que desearla; pero sobre todo practicarla

La navidad de los sesenta

Es saludable recordar viejos tiempos

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris