Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Fútbol
Etiquetas:   Análisis Real Betis Balompié  

Factor Emaná

Mario Pérez
Mario Pérez
viernes, 11 de febrero de 2011, 00:01 h (CET)
El partido contra el Recreativo de la última jornada fue digno de un guión de Clint Eastwood, con un Betis que empezó bien, siguió mal y acabó peor. El gol de un ex bético como Dani no fue la única condena que soportarían los béticos, que acabaron la jornada fuera de los puestos de ascenso directo a primera.

La constancia y el esfuerzo son valores importantes que pocas veces se vislumbran, fruto de su invisibilidad, que contradice su gran capacidad para ayudar al éxito. Celta y Rayo llevan tiempo jugando un fútbol vistoso y logrando puntos de oro, mientras el Betis se relame de las mieles del éxito y acaba en unas vacaciones improvisadas en su estilo de juego, que se ha convertido en Guadiana y luego ha pasado a quedarse casi más seco que el Manzanares.

El esfuerzo continuo de sus perseguidores ha enseñado al Betis una vez las complicaciones de la categoría, hasta que la dureza de esta Liga Adelante le ha golpeado en la cara. Para salir en la situación no queda otro camino que recuperar el camino que se empezó en septiembre, con un Betis rápido y de desborde, una palabra que siempre está ligada a los verdiblancos.

Desde que el Betis comenzara a desplegar su juego en la liga, ya el resto de equipos ha tenido tiempo de tomar buena nota de sus virtudes, que cada vez resultan más fáciles de controlar. En esto del fútbol, cada vez es más importante saber reinventarse, sabiendo conquistar cada vez mejor a la pareja esférica y sorprender al rival para conseguir el triunfo.

En ese camino parece estar el Betis, que busca mientras se pierde en sí mismo. La recuperación de Emana puede ser una de las claves. Ya se ha ganado esta temporada sin él, pero su ingreso en el equipo permitirá a los béticos sumar una confianza de la que ahora carecen.

La vuelta del camerunés supone contar con la ventaja de los superclases, esas figuras del fútbol que destacan por su imprevisibilidad, sobresalen del resto y que están dotados con la capacidad de cambiar un resultado a su antojo; y todos sabemos como un Emaná “a tono” puede calentar al equipo y a la afición.

El final de la esta liga parece ser un guión de Hitchcock, con un final lleno de suspense gracias a las últimas derrotas béticas que promete tenernos enganchados a esta magnífica categoría. Emaná amenaza con ser el agente protagonista de “con la promoción en los talones” y aparecer en los últimos fotogramas del film como un actor que destaque por aportar esa imprevisibilidad que hace falta en los verdiblancos y que solo tienen los magos. Cuando la película comienza a entrar ya en su recta final, el factor Emaná puede ser decisivo para volver a lo alto de la clasificación. Ese es el requisito imprescindible para que el largometraje bético acabe con final feliz.

Noticias relacionadas

El Real Madrid gana pidiendo la hora en El Alcoraz

Los de Solari, con un tanto de Bale, se imponen a un Huesca que apretó en el tramo final

El Betis supera al Rayo y acecha los puestos europeos

Mayoral salva 'in extremis' al Levante en la locura goleadora de Ipurua (4-4)

River sale campeón del Bernabéu

Un golazo de Quintero en la prórroga decide la Libertadores ante Boca

Messi sube de tono barriendo al Espanyol

El Barça golea en el derbi (0-4) y defiende su liderato con firmeza

Valencia y Villarreal no levantan cabeza

Los valencianistas dejan al Sevilla segundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris