Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Batasuna: “por imperativo legal”

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
miércoles, 9 de febrero de 2011, 07:54 h (CET)
Si nadie ha cuestionado nunca, hasta ahora, los juramentos o promesas “por imperativo legal” de acatar la Constitución de algunos políticos, diputados y senadores -cosa bastante sorprendente-, será difícil ahora cuestionar la “condena de la violencia, incluida la de ETA” , también por “imperativo legal” –aunque no utilice esta formula literal- que hace de forma solemne el nuevo partido de Batasuna.

Su imperiosa necesidad de entrar en el juego político para lograr o avanzar en sus fines, impedida por la Ley de Partidos Políticos a los que no condenan y rechazan la utilización de la violencia, hace irremediable que la nueva fuerza abertzale decida pasar formalmente por el aro legal. Quedarse fuera es condenarse a la inoperatividad política práctica. Esta fórmula, que mejora radicalmente los anteriores intentos, tampoco parece ser ética, pero puede resultarle más útil, política y económicamente, si los tribunales le dan el plácet.

Este nuevo planteamiento estratégico no lo hace solo “por imperativo legal”, sino también por imperativo real, es decir, porque no tiene otra salida ya que la inmensa mayoría de la sociedad rechaza la violencia para conseguir fines políticos. Y, además, la experiencia de tantísimos años sin haber conseguido sus propósitos con estoa métodos, no solo ha aumentado su rechazo generalizado, sino que ha llevado al debilitamiento claro de las fuerzas que propugnaban o respaldaban abiertamente la violencia.

Por otra parte, una democracia no puede excluir de su seno a unos miles de ciudadanos que dicen solemnemente comprometerse a respetar sus normas, por simples sospechas sobre su sinceridad. Otra cosa será que haya razones e indicios claros, verificables, de que se actúa con engaño y alevosía, de que estamos ante un “caballo de Troya” de ETA. Esto le toca a la Justicia verificarlo y valorarlo. Por esto estamos en un Estado de derecho.
También es posible que un Gobierno muy debilitado y desprestigiado, con una crisis económica que le ahoga, tenga interés en promover y aprovechar estas maniobras legales, para apuntarse un tanto político en un tema especialmente sensible como es avanzar –o que lo parezca- hacia el fin del terrorismo. Un sutil juego de intereses por ambas partes, que se entrecruzan en este caso. La veracidad y la prudencia debieran predominar para no dar pasos en falso, sin renunciar a los principios democráticos.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris