Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Las fatigas del saber   -   Sección:   Música

Melodías silenciadas

Sonia Herrera
Sonia Herrera
@sonia_herrera_s
martes, 8 de febrero de 2011, 11:53 h (CET)
Isaac Albéniz, Manuel de Falla, Pascual Veiga, Mozart, Robert Schumann, Toshio Masuda, Francisco Valls, John Lennon, Sergéi Rajmáninov, Dmitri Shostakóvich, Joan Manuel Serrat, Antonio Vega… La lista de compositores reconocidos es interminable. Sus nombres nunca serán borrados de la historia y serán estudiadas y reinterpretadas sus obras infinitas veces. Nadie esconderá sus méritos ni su talento porque merecen ese puesto y nadie lo duda. Entonces, ¿por qué las mujeres tienen que enfrentarse continuamente al “techo de cristal” que también se impone en la música? ¿Por qué se invisibilizan sus partituras y sus interpretaciones? No hay razón que justifique tal hecho, pero sigue siendo una realidad.

Hay nombres que resultan desconocidos o que se escriben en minúsculas, nombres que no aparecen en los libros de Música de las escuelas, nombres de mujer… Y hay miles de sinfonías, suites, sonatas, conciertos, himnos, baladas, réquiems y boleros que quizás nunca escuchemos, porque un tupido velo no permitió que el valor de las obras de muchas mujeres recibiera el mismo trato que el de los varones. Ese mismo velo tapo otra lista inmensa donde están inscritas Miquela Lladó, Consuelo Díez, Ana Curra, Fanny Mendelssohn, Ariane Moffatt, Francesca Caccini, Zeltia Montes y un largo etcétera de mujeres que aman, trabajan y viven para la música demostrando (aunque ojalá hoy por hoy ya no fuera necesario tener que demostrar nada) que el genio y la maestría no es sólo cosa de hombres, aunque se pretenda hacérnoslo creer.

El próximo 11 de febrero Pilar Jurado –directora, compositora y soprano– será la primera mujer que estrene una ópera en el Teatro Real. Vale la pena recordar que dicho teatro, uno de los mayores templos operísticos de España y de Europa, fue inaugurado en 1850. De eso ya hace más de 160 años y en todo ese tiempo debemos “pensar” que nunca ha habido una mujer con talento que tuviera el privilegio de estrenar en el Real. Por mi parte no lo haré, ya que los datos desmienten totalmente esa patraña.

Esa flagrante discriminación (o desequilibrio si alguien lo prefiere) no se debe ni a la escasez de músicas ni a una cuestión de calidad ya que en 1985, primer año del que existen estadísticas desagregadas por sexo, las mujeres representaban el 57% de los titulados en Conservatorios y Centros Musicales. Teniendo esto en cuenta sería deseable que el estreno de Pilar Jurado no se convirtiera en un hecho anecdótico, sino en el principio del resarcimiento de una inercia histórica que ha menospreciado a las creadoras durante siglos. Cabe decir también (aunque parezca poco decoroso mezclar churras con merinas y arte con leyes) que una representación más equilibrada de uno y otro sexo en los teatros, palacios y auditorios de nuestro país, redundaría en una mayor representatividad de la sociedad mucho más acorde con el Art. 26 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

No encuentro los porqués de ese ostracismo todavía imperante. Quiero suponer que todo responde al miedo encerrado en una famosa frase de William Shakespeare: “A mayor talento, en la mujer, mayor indocilidad”. Ahora es tiempo de ser agentes de cambio. No permitamos que se nos niegue nunca más el privilegio de escuchar el Arte porque éste lleve firma de mujer.

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris