Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Lencería fina  

A Letizia le gusta el cuero

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
martes, 8 de febrero de 2011, 10:27 h (CET)
El pasado viernes los Príncipes de Asturias asistieron al concierto de reaparición de Luz Casal quien después de haberse recuperado de su segundo cáncer volvía a los escenarios, la cantante escogió el Día Mundial contra el Cáncer para volver a los recitales y donar toda la recaudación de taquilla a la Asociación Española contra el Cáncer entidad de la que la princesa Letizia es Presidenta de Honor.

Un acto cargado de realidad, de simbolismos y de fuerza por parte de Luz Casal con entereza y sin alarmismos ni dramatismos fuera de lugar, la cantante siempre ha hablado de sus enfermedades y de la superación de las mismas con total normalidad. En la noche de su vuelta exhibió buena imagen, cabello cortísimo, vestido negro y un poco de rojo que es su color talismán y su buena voz de siempre, un timbre que almacena todos los giros posibles, desde el rock más endiablado hasta la balada y el bolero. Luz cantó de todo un poco pero donde llegó más al público que se había reunido en el Pabellón Arena de Madrid, fue en “Piensa en mí” tema que ya se ha convertido en marca de la casa.

Para tan importante noche y para quitarle sobriedad Luz Casal vistió con rigor pero sin tiros largos, lo mismo hicieron los Príncipes de Asturias que eligieron ropa adecuada para un gran concierto pero sin ceremonial, la princesa escogió una chaqueta de cuero negro, tipo chupa, y unos ceñidos pantalones también de cuero en gris, los zapatos, a juego, eran unos botines con plataforma a juego con el color de sus pantalones, el Príncipe escogió una camisa negra sin corbata, chaqueta negra y jeans.

Con el paso del tiempo y por las fotos que se publican de los actos a los que asiste hemos notado que a Letizia le gusta el cuero a la hora de vestir, recientemente estuvo en Barcelona en el Teatro Tívoli presenciando una actuación del bailarín Ángel Corella y, la noche era muy fría, se resguardó de las gélidas temperaturas con un abrigo de cuero negro ribeteado con piel de atracan, no sé si el abrigo en su interior iba forrado todo de atracan o tan sólo esta piel adornaba el cuello y los laterales del mismo.

La Princesa Letizia, ya lo hemos dicho muchas veces, no ha encontrado todavía la indumentaria perfecta para ejercer como princesa, parece que el cuero le va o se siente cómoda vestida de esta guisa, recordemos que cuando acudió el pasado año por sorpresa al concierto de Bon Jovi en Madrid también escogió una indumentaria rompedora y también se decantó por unos pantalones de cuero negro muy ceñidos, decidiendo esa noche que iba sin la compañía del príncipe, lucir una camiseta ajustada con algo de pedrería.

Letizia, especialmente, se mostró en su salsa en aquel concierto donde bailó y cantó, algo de desmelene en la vida es muy bueno, también los Príncipes asistieron al concierto de Shakira cuando ésta presentó la gira de “Sale el sol” en Madrid, entonces Letizia iba adecuada para ir al concierto de la barranquillera, dejó el cuero en el armario de casa y se decantó por un top de lentejuelas, una chaqueta de color marrón y un foulard a juego, la princesa es aficionada a los fulares que están muy bien cuando se trata de asistir a un concierto o salir a la calle pero no en actos dentro de espacios cerrados, en ellos la princesa debería tener la deferencia de dejar el foulard, los lleva grandes, mucho y hermosos, en el recibidor del local de la casa o bien en el vestidor, en todas partes encontrará a alguien que esté preparado para cuidar de su pañuelo, igual que lo hacen de sus abrigos o chaquetones.

El diseñador Emanuel Úngaro me explicó que el cuero es la pieza que hace más sexy a una mujer, que no hay más, que al ser piel adaptable hace que las mujeres, sean como sean, cuando visten algunos de estos modelos estén, se pongan como se pongan, sexys. El diseñador, ya retirado en su casa del sur de Francia que alterna con su casa de París y la de Roma, me confirmó que nunca un vestido de cuero puede ser elegante: “Siempre será excitante”, concluyó.

Sin lugar a dudas podemos suponer que la princesa que sabe mucho de tantas cosas no ignora lo que dice el gran diseñador, y es por eso que nunca se ha puesto un vestido largo de cuero para ningún acto en Zarzuela. Recordemos que este estilo sí lo utiliza mucho la actriz Angelina Jolie que en presentaciones de películas protagonizadas por ella ha exhibido su porte vestida con un diseño de cuero, vestido entero con un corte a un lado para poder caminar con mayor facilidad y así poder exhibir sus bien torneadas piernas.

Letizia, de la que sigo pensando que con unos kilos de más estaría infinitamente mucho mejor e incluso alguno de esos trajes imposibles de Felipe Varela a quién está tan unida, puede que le sentaran más adecuados, ha encontrado en el cuero su ropa ideal para acudir a conciertos con marcha donde no se exige protocolo alguno , es una mujer que viene del pueblo y sabe cómo viste la gente de la calle y aunque aseguran que en estos años en Zarzuela ha aprendido mucho yo, la verdad, quién veo que se ha acercado más a la ciudadanía ha sido el Príncipe.

Digamos que Letizia no se ha adaptado al protocolo real en su totalidad pero el Príncipe he llegado a la calle puede que de la mano de Letizia, ¿de quién si no? El cuero es para personas con fuerza, suelen ser independientes, la gente del rock ha marcado un estilo porque tienen una forma de ser y de pensar, entiendo que Letizia se lo pasa bien con Bon Jovi porque conecta con él, con lo que hace, con lo que dice, ¿debemos entender que Letizia está más cómoda con Bon Jovi que con el protocolo real?, es posible, es una chica joven que viene de la Facultad de Ciencias de la Información, que conoce el vivir cotidiano de la gente de la calle, es la gente con la que ha crecido, por tanto es natural que sienta una atracción por todo lo que ha mamado antes de su vida principesca.

Está claro a Letizia le gusta el cuero, es una piel que se adapta al cuerpo y es para personas con fuerza, a las princesas de cuna raras veces se les enseña que el cuero es un material noble para sus vestuarios, aunque hoy las monarquías intenten adaptarse a la vida cotidiana de sus ciudadanos, cosa bastante imposible debido a las prebendas de las que gozan, la monarquía es como es y cada cambio supone un paso más hacia el régimen republicano. Por tanto mucho me temo que Letizia deberá mantener sus raíces y su comportamiento en los conciertos varios a los que pueda acudir y luego trabajar como princesa, ella está aprendiendo a deambular por un largo camino. De momento yo me quedo con la Letizia con cuero, es más ella.

Noticias relacionadas

¿Qué sucede en Europa? La reacción inesperada hacia la derecha

¿Hablamos de extrema derecha o simplemente de derechas a las que, los perdedores de la izquierda y los incapaces del centro, intentan demonizar?

Misa o culto

Los periodistas al informar sobre noticies cristianes deberían saber la diferencia existente entre misa católica y culto evangélico

La UCM bajo sospecha

Hay pregunta sobre WordPress, ¿para que lo utiliza un administrativo en la Universidad?

Siembra de buenos deseos

Pensemos que no aguardar nada es como morirse en vida, porque la misma existencia, es empeño por vivir; no en vano, el futuro está impreso en el deseo

El bluff catalán consigue que Sánchez se arrodille ante Torra

Sánchez se ha convertido en un maniquí fácilmente manejable por unos nacionalistas catalanes, que amagan y retroceden según su conveniencia.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris