Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Etiquetas:   Cortita y al pié  

¿Es Torres mejor que Figo?

Alberto J. Hidalgo
Alberto Jiménez
domingo, 6 de febrero de 2011, 04:09 h (CET)
El traspaso de Fernando Torres al Chelsea ha sacudido esta semana al mundo del fútbol en lo que ya es considerado el fichaje más caro de la Premier League. ‘El Niño’ abandona Anfield con la esperanza de alcanzar la gloria en Londres pero consciente de que se enfrenta a un match ball que puede tanto, hacerle eterno, como acabar de sentenciarlo en lo que supone la última gran oportunidad de su carrera.

Las cualidades futbolísticas de The Kid están fuera de toda duda pero el nombre de Fernando Torres va camino de escribirse tras el de otros grandes jugadores que, por destino del fútbol, no llegaron a levantar trofeos al mismo ritmo que amores entre su afición. Idolatrado por la hinchada del Liverpool el nueve español ha levantado un polvorín en Inglaterra sólo equiparable en España al sucedido con el caso de Luis Figo.

Es curioso como se ven los toros desde la barrera. La mayoría de informativos deportivos han abierto su espacio esta semana con la noticia de que Fernando Torres pasará a la historia, si otra locura no lo evita, como el fichaje más caro de un futbolista español. ¿Qué hubiera sucedido si en vez de ser Roman Abramovich el que arranca de Liverpool a Torres hubiera sido Florentino Pérez?

Piénsenlo. No es tan descabellada la idea. Con el Real Madrid a la caza de un ‘9’ por Europa, el traspaso hubiera sido viable para los blancos. Jugador joven, sobrado de calidad, con posibilidad de jugar en Europa y encima vendido como otro intento de ‘españolización’ de la plantilla. Pero nadie se plantea esa posibilidad porque Torres no sería capaz de traicionar a sus colores rojiblancos por los del Real Madrid.

Quitémonos la venda de los ojos. Esto es fútbol, es competición pero, sobre todo, es dinero. Nos cansamos de criticar a infinitud de jugadores extranjeros que besan el escudo de su equipo y luego lo pisotean marchándose al eterno rival pero, ¿es este un caso distinto? Todos conocemos el significado real de las palabras “sentirse valorado”, “dar un salto de calidad en mi carrera” o “era una oferta irrechazable para ambas partes”.

Nadie duda de que Fernando Torres está deseoso de alcanzar a nivel de clubes el éxito que ha logrado en la selección pero es sorprendente la hipocresía que adoptamos cuando algo nos salpica de lejos. The Kop cantaba a pulmón abierto su Liverpool’s number nine colocando a Torres sólo a la altura de dos ídolos en Anfield, James Carragher y Steven Gerrard. ¿Saben que significa eso? Para un aficionado red, lo máximo.

Una vez más, la realidad supera la ficción. Casualidades del destino, la hinchada blue ya tiene preparada su particular versión, el Chelsea’s number nine para el encuentro de este domingo contra precisamente el Liverpool. Al mismo tiempo que los blues ensayaban a coro esa estrofa, en Liverpool terminaban de prender fuego a la camiseta de El Niño. ¿De verdad que no les suena esta historia?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris