Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ser o no ser  

La recta final

Manuel Alcntara
Redacción
viernes, 21 de enero de 2005, 22:19 h (CET)
Mi desconfianza en las estad sticas se ha visto notablemente fomentada al saber que slo el 61% de los jubilados espa oles cree que su pensin es corta por las dos puntas. Eso significar a que el 39% de los jubilados estima que las monedas que perciben cada mes son suficientes. Un cmico italiano llamado Tot , que por cierto a m no me hac a ni puetera gracia, dijo una cosa muy inteligente acerca de la demoscopia. Estaba convencido de que esa ciencia descansa en la err nea creencia de que las personas en general tienen una opinin.

Lo que s es cierto es que los espaoles son los europeos que m s tarde se jubilan. El Viejo Continente est poblado por personas deseosas de gozar, cuanto antes, de un mal ganado descanso. Si no se retiran antes del trabajo es porque saben que su nivel de vida puede bajar a niveles subterr neos. Tampoco es cosa de dedicarse afanosamente a la jardinera o al bricolaje. A partir de los 60 existen a n ms maneras de entretenerse que ver en la tele los programas del corazn y la entrepierna o jugar a la petanca. Esa edad es muy apropiada para pasear, para leer, para estudiar y, sobre todo, para profundizar en la mayor de las diversiones, que es no hacer nada y mirar las nubes, incluso en los d as claros donde no hay ni una sola nube.

Ocurre que la recta final de la vida no slo no es la mejor del trayecto, sino que ni siquiera es recta. Est llena de curvas peligrosas y hay que abrocharse los cinturones, pero no slo por eso, sino porque es preciso comer menos, ya que aunque no haya disminuido el apetito ha disminuido la capacidad adquisitiva. Unos con otros, los jubilados espa oles perciben 751 euros al mes, que segn las estad sticas, que para eso s sirven, es la tercera parte de lo que cobran los jubilados canadienses, que ronda los 2.000 euros. Las comparaciones son odiosas, pero s lo para una de las partes. A muchos jubilados espaoles les hubiera gustado prestar sus servicios en la Polic a Montada de Canad para estar mejor de dinero cuando echaran pie a tierra. Incluso se conformar an con la pensin del caballo.

Noticias relacionadas

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris