Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Castuera: El alcalde "socialista" falta a la verdad

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
viernes, 4 de febrero de 2011, 15:29 h (CET)
No les voy a importunar en este escrito de denuncia –generalmente, casi todo lo que escribo es para desaprobar algo- con asuntos de Castuera como el famoso “carril bici” con un desnivel del 15% que iba a utilizar mucha gente, pero que apenas se transita… a pie, claro, porque en bicicleta es casi imposible hacerlo; aunque si es conveniente decir, para que los electores lo tengan en cuenta en mayo próximo, que para hacer esa obra se han tenido que recalificar unos terrenos que se rumorea son en su mayor parte de un Señorito del pueblo y que no valían nada, para entendernos un auténtico erial que va a producir suculentos beneficios para vaya Ud. a saber quiénes con los impuestos de los ciudadanos. O con el más que glorioso “avión F-5 pintado de guerra” que trae a los ciudadanos de esta villa el recuerdo de los bombardeos de la guerra incivil y del campo de concentración donde perdieron sus vidas muchos de sus familiares inocentes, se supone que socialistas ellos; y que, faltando a la primera regla de la democracia (el respeto por lo aprobado en un Pleno de la Corporación debería ser sagrado) sigue estando ahí porque el Alcalde –en un acto que le honra como socialista… y como demócrata- se niega a devolverlo a la Base de Talavera. O, como no, la remodelación de la calle Santa Ana –una obra de la más insigne arquitectura local- en la que es raro el ciudadano que no ha tenido un tropezón, en algunos casos, con graves perjuicios para su salud, y que habrá que volver a reparar –ya sería la tercera vez en menos de año y medio- porque se está volviendo a hundir por muchos sitios; obviamente, con el dinero de los impuestos de todos los que vivimos en Castuera. O sea, tres asuntos por los que una sociedad moderna, progresista y bien informada no votaría a un político del signo que fuere y menos para Alcalde de su localidad. Pero el adoctrinamiento de incautos tiene mucho que decir en España, y más aún en Extremadura y en Castuera.

No. En esta ocasión les voy a contar como el Alcalde trata de sacar raja –las Elecciones Municipales están a la vuelta de la esquina- de una manera deshonrosa, impropia de alguien que preside una Corporación Municipal, del logro de una humilde auxiliar sanitaria que ha tenido el coraje de enfrentársele y doblegarle fácilmente en tres ocasiones –y, seguro, no va a ser la última- contando esta: después de 16 años trabajando para el Ayuntamiento como tal con un contrato de Obra y Servicio Determinado, y merced a una demanda judicial presentada en el Juzgado de lo Social Decano de Badajoz el día 22 de marzo del año 2010, conducida magistralmente por un abogado de CCOO de la oficina de Don Benito, se le ha concedido un contrato indefinido y se le ha reconocido un trienio que le era negado. ¿Cómo se puede negar un trienio? Bueno…, quizás, como se quiere obligar a algo que al final les contaré para que puedan apreciar “el talante socialista de algunos”.

Pero eso, con tener una gran importancia, no lo es todo. Ya que, así mismo, gracias a su demanda judicial y, claro está, a su dinero (algo que en ¡16 años! no ha osado hacer nadie en su Centro de Trabajo y que el Alcalde trata, a toda costa, de tapar a los trabajadores), se va a beneficiar un amplio grupo de compañeros a los que también se les va a otorgar el contrato indefinido de rebote… y el trienio en muchos casos. Y, ni que decir tiene, el Alcalde, que ha tomado la medida para no soportar un precedente jurídico negativo (el Abogado del Ayuntamiento ha tenido que ceder y llegar a un acuerdo con el de CCOO no haciendo caso a la denegación del Alcalde de la demanda previa esa de que tanto habla en su panfleto entregado a todos en la Residencia), se ha apuntado la obligatoriedad haciendo ver a los trabajadores que era una vieja promesa suya. Promesa que -si la hizo, que lo dudo- podría haber cumplido antes de llegar a una demanda, pues tiempo no le ha faltado como todos los trabajadores pueden comprender…, en los ratos que echa en el Ayuntamiento cuando no está de viaje –con dinero público, lógicamente- que es casi siempre. O sea, tratando de sacar tajada deliberadamente mediante el menosprecio, como pueden simplemente percibir. Amén de hacerlo de manera apodíctica, es decir, sin admitir dudas ni réplicas, como si su decir fuera incondicionalmente cierto. Y tratando, mediante ese largo pasquín de inicio retorcido (que nos explique cómo se lee: “… de los trabajadores que se relacionan en la misma reconocimiento de antigüedad”), adecuado a su categoría o a la del que se lo ha redactado, de su acostumbrado adoctrinamiento lleno de calumnias que sólo convence a la caterva del servilismo y la sumisión comandada por el Jefe de Personal (no se lo pierdan con contrato de Animador Sociocultural) y comisario político, de que los méritos ajenos le reporten intereses electorales. Lo que no va a conseguir porque los trabajadores de la Residencia saben que quien les está sacando las castañas del fuego es única y exclusivamente la auxiliar sanitaria Ana María Díaz Moreno y quizás obren en consecuencia a la hora de votar, aunque no se atrevan a divulgarlo por el miedo lógico a perder su empleo que, hoy día y tal como están las cosas por culpa de tanto truhán en la política, no deja de ser un privilegio aunque el salario sea miserable.

Y, que curioso, entre los “damnificados” gracias a esta valiente auxiliar sanitaria, orgullo de todos los suyos, se encuentran el Director y el antedicho Jefe de Personal del Centro, auténticos monigotes incapaces de nada que no sea el acatamiento y la incondicional sumisión, que, en agradecimiento, no paran de torpedearle la “existencia”.

Mas no importa, pues Ana María, con todos los medios a su alcance, va seguir la lucha hasta conseguir todos y cada uno de sus derechos. Como ya lo ha hecho al haber logrado, también, que después de tres años sin realizarse se haya procedido a efectuar los reconocimientos médicos de empresa, y que gracias a ellos se haya detectado una deficiencia cardiaca en una compañera que ésta ignoraba totalmente; o, del mismo modo, que después de más de ¡cinco años! se le haya entregado a toda la gente la ropa y el calzado de trabajo que sólo ella fue capaz de reclamar.

Así que, les adelanto ya, su próxima pugna va a estar encaminada a desmontar la falsedad y la discriminación que se comete en las distintas Unidades del Centro de Trabajo -una Residencia de Mayores- a la hora de disfrutar los fines de semana y los festivos como consecuencia de la descarada manipulación de unas planillas, para unos setenta trabajadores, confeccionadas a mano y a ojo de buen cubero; como al hecho de nombrarle servicio “días señalados” o impedir que pueda acudir con la normalidad de los demás a consulta médica; o a que se corrijan los geriátricos que se inundan que, por cierto, los fieles y lacayos del Alcalde, en una muestra más de su interés por el Centro y los trabajadores, han camuflado a la Inspección de Trabajo y al SEPAD (ante los que se va a volver a interponer denuncia) sin importarles los accidentes que ya se han producido, tres de ellos a la auxiliar sanitaria en cuestión. Y, por descontado, a tratar de que se equiparen los emolumentos que perciben las auxiliares sanitarias de esta Residencia con los que paga la Junta de Extremadura o el SES por realizar el mismo trabajo, que, actualmente, varia en cerca de 500 €/mes como consecuencia, mayormente, de que no se les abona nada en concepto de festivos, fines de semana, trabajo por turnos y nocturnidad; lo que constituye una despreciable explotación laboral propia de los caporales de antaño.

Claro que, que se puede esperar de estos individuos socialistas (fascistas de izquierda) de la escuela del neoliberalismo que implantó Ibarra y que el número dos del socialismo extremeño (sino el uno) Francisco Fuentes ha llevado a la práctica como nadie haciendo que un tío suyo (sin descendencia, o sea, él heredará la fortuna) se haya hecho multimillonario en sólo 25 años a base de ayudas y subvenciones de la Junta de Extremadura. Junta que, en contraposición y con su quehacer inusitado, tiene a la Región entre los líderes del desempleo (más de 120.000 parados sin contar los escondidos, y casi todos los jóvenes entre 18 y 25 años sin estudiar ni trabajar) y de los peores índices en materia educativa (ni siquiera es capaz la Región de someterse al informe Prisa) pero campeones del botellón, los embarazos prematuros y la edad de acceso al alcohol y las drogas; con la corrupción municipal dando voces (a Plasencia le van a seguir otras muchas localidades, esperemos que no aparezca Castuera y alguno de sus eriales); con más del 40% de pobreza relativa (líder y vergüenza nacional); con el 75% de los asalariados mileuristas (o sea “pobres” potenciales, su día está cerca viendo las maniobras políticas de estos gobernantes); con el 80% de los 205.000 pensionistas con 600 € al mes de pensión y menos (y la que nos espera a los demás con los “sobornos” realizados hace unos días para ese acuerdo insocial sobre pensiones); con el 65% de las PYMES en quiebra técnica (nadie les presta un euro porque los que los ciudadanos hemos regalado a la Banca lo precisan para corregir sus balances y para satisfacer a los especuladores mercados); con agricultura de subsistencia (mientras los terratenientes se forran con las ayudas sin baremar); con el 95% de los contratos en precario (y sino que se lo pregunten a los trabajadores de la Residencia de Mayores de Castuera, ¡16 años! –y no más años, indudablemente, gracias a Ana María Díaz Moreno- con contrato de Obras y Servicios Determinados); con un sinfín de Organismos repetidos para la mayor gloria de la sinecura, algunos con todos los trabajadores nombrados “directamente”; con más de 500 Altos Cargos (200 solamente en la Sanidad); con cerca de 1.700 coches oficiales y, para no atosigarles más, pendiente de instalar una refinería de interior a costa del bolsillo de todos los extremeños que lo único que va a traer es –con perdón- mierda tóxica para mucha gente y pingües beneficios para el Sr. de los Hierros y, evidentemente, para su sobrino y, seguramente, para el socialismo de vetusta concepción… si consiguen rendir, que no creo, a la plataforma “Refinería No” que es gente de la Tierra de Barros de gran entereza y que rara vez da su brazo a torcer; como Ana María, que nació en Almendralejo, o quien suscribe, que es de la “sierra” y tampoco se rinde con facilidad como ya ha quedado patente.

Por tanto, sin ánimo de amenaza sino como aviso, sepa el Alcalde farsante que, para seguir con las acciones encaminadas a solucionar o resolver lo que es de justicia (y sin esperar a que la misma evolucione, que no deja de ser una expresión propia de un gran “avanzado”, ya que, ésta (la justicia) no evoluciona, sino que lo que evoluciona es la sociedad y los códigos únicamente se modifican), Ana María Díaz Moreno cuenta con la documentación precisa que hará pública la semana de las Elecciones Municipales de mayo próximo si, lógicamente, no se han solucionado estos temas para entonces. Y, por descontado, no se va a someter (aceptando el “talante socialista de algunos” como les anuncié en uno de los párrafos del principio de este escrito) a eso que acaba de implantar el Jefe de Personal y comisario político de nombrar un retén todos los días del año por si falta alguien, que, como no hace falta explicar, es puro despotismo.

Noticias relacionadas

La UCM bajo sospecha

Hay pregunta sobre WordPress, ¿para que lo utiliza un administrativo en la Universidad?

Siembra de buenos deseos

Pensemos que no aguardar nada es como morirse en vida, porque la misma existencia, es empeño por vivir; no en vano, el futuro está impreso en el deseo

El bluff catalán consigue que Sánchez se arrodille ante Torra

Sánchez se ha convertido en un maniquí fácilmente manejable por unos nacionalistas catalanes, que amagan y retroceden según su conveniencia.

Asuntos irracionales

Las opciones son de un 0,00001%

Mitos y Leyendas sobre la inmigración: De Vox a la Realidad

Sólo el 8,6 % de las prestaciones por desempleo son otorgadas a personas inmigrantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris