Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Fracaso

Lorenzo de Ara
Redacción
viernes, 4 de febrero de 2011, 15:20 h (CET)
Alemania quiere llevarse lo mejor de nosotros. Trabajo y más trabajo. Pagar menos y seguir creciendo en competitividad. Nada de vagos. Los españoles que no valen para nada se pueden quedar en el reino de Zapatero y sus aliados los nacionalistas. Así nunca saldremos del hoyo. Del abismo oscuro y frío en el que nos encontramos condenados por culpa de una política corrupta y deprimente.

La economía española está como está porque Zapatero así lo ha querido, pero también el PP. Nosotros, y no el mundo, somos los únicos responsables de nuestra anunciada muerte. Que nos entierren será lo mejor. O que nos intervengan. Que los poderosos con las carteras llenas terminen por meter sus manos frías y grandes en las almas de los españolitos sin presente, sin futuro, sin educación.

Porque el fracaso en educación es la constatación de nuestro fracaso como pueblo. A la pobreza económica hay que unir nuestra debilidad intelectual. Somos un pueblo con aulas mediocres. Un pueblo arruinado porque en el pupitre no aprendimos nada. El fracaso educativo nos envía al ostracismo. Así que Alemania se lleva lo mejor que tenemos. Y esos hombres y mujeres notables (jóvenes preferentemente) ni se lo piensan. El páramo es inhóspito.

Que más del 30 por ciento de los jóvenes abandonen el colegio antes de completar la educción obligatoria sirve para confirmar una cosa: también incumplimos objetivos de la UE en educación. Y luego están los inmigrantes, con un 45 por ciento de abandono. ¿Reformar? ¿Y no será mejor cerrar?

Estos son los hechos que hablan de un pueblo atrasado, engreído, con ganas enfermizas de ganar dinero sin pasar por el aula. Las universidades españolas no aparecen en el mapa civilizado. Lo que sorprende es que todavía abran las puertas.

Al fracaso económico, político y territorial, hay que sumar y poner en primer lugar el fracaso escolar. ¡Esto apesta!

Noticias relacionadas

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris