Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Despido

Rafael del Barco (Barcelona)
Redacción
viernes, 4 de febrero de 2011, 15:14 h (CET)
Ayer ¡con la que está cayendo! el IPC al 3,3% y el Paro hacia el 21%, mi subconsciente debía tener ganas de una representación del teatro del absurdo con obrero de protagonista en lugar del Rinoceronte de Ionescu. No encuentro otro símil tras oír a un abogado defender el despido por parte del Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú de alguien que ni era encargado de nada, la obra que dice que le encargaron ni se ha hecho, ni hacía falta, ni la dotaron de material ni herramientas… que los contratados por parados de larga duración aportaron fueran o no adecuadas o suficientes… que el arquitecto que apareció de único testigo era compañero de la arquitecta técnica que despidió, y profesor de la academia municipal que no entendí si era de música o diseño… documentación desaparecida del local, que lo mismo tenía unos metros que ochenta… o que el video que se exhibía como prueba solo demostraba la mala fe del contratado que el primer día ya filmó, o puede que ni siquiera fuera el lugar y hechos de que se trataba y solo una película montada… que el despedido era un desagradecido porque le hicieron el gran favor de darle un trabajo, que no pagaba el Ayuntamiento sino los Fondos Europeos… que además no cumplió las órdenes porque un suelo no se arregló como le mandaron, que se anticipó, que nombraron otro encargado pero que no actuó porque la brigada se deshizo… las palabras “evidente y absurdo” las repitió varias veces a favor de no sé que evidencia por parte del Ayuntamiento… y blandiendo y citando unos partes internos a todas luces posteriores a unos hechos fantasmagóricos.

La jueza le interrumpió dos veces, por repeticiones, y tuvimos suerte los dos oyentes, y el propio despedido, que la abogada nos devolvió a la realidad exponiendo claro y sencillo que ese despido no solo era anormal dentro de la habitual relación y reglamentación laboral donde se registran partes, avisos y amonestaciones, sino por la corta duración de un encargado de obra sin material…que se iniciara tras un mes de curso de Prevención y Protección en el Trabajo que a la postre incumplía quien lo impartiera y contratara, que tras ese mes de cursos le concedieron otro mes de vacaciones porque los responsables municipales las hacían… que hubo un accidente laboral con partes de baja y atención hospitalaria… y que lo único evidente era que el Ayuntamiento no mandaba a ese juicio a la propia arquitecta que despidió (añado, a buen seguro para que no incurriera en falso testimonio o perjurio) directora de la academia municipal y de la hipotética obra, y solo a un compañero bajo su mando que respondió con evasivas…

Si tenía alguna duda, porque la versión de mi amigo era de solo una de las partes, se desvaneció por completo. Ni siquiera se trataba de una chapuza o calentamiento de boca de una funcionaria o contratada, era una cacicada en toda regla, un desprecio absoluto hacia un contratado por parado de larga duración, y la voluntad de despedir a mi amigo “por ser quien era”, un peligroso ingeniero que no se avendría a pantomima alguna y menos a cabeza de turco de una comedia-obra. Fondos europeos que los socialistas del Ayuntamiento de Vilanova han tratado con el mismo desprecio y provecho que a un obrero que cobraba al mes 720 € al que invistieron de encargado de la inútil e irrealizable, por falta de material y herramientas, e irrealizada obra.

El Ayuntamiento, su abogado, en el acto de conciliación que se intenta antes de la vista anticipó que no habría pacto alguno, el despido era contundente, firme y sin paliativos.

Abusando del esperpento, si en esa absurda función metiéramos a Carlos Quílez, Director de Análisis de la Oficina Antifraude de la Generalitat (con su Jefe Moreno muerto oportunamente según malas lenguas en un viaje a Singapur) imputado en el Caso Macedonia, analizando en pura y surrealista hipótesis esos fondos europeos convendría que lo que interesaba en esa población es que avisaran a su amigo y compañero Sangenis del PSC local, despedido de su oficina por cargos abusivos de dietas, y al subinspector de los Mossos de la comisaría de Vilanova amigo de narcos, más a gente del Club Marítimo y puerto, de que el Juez “iba a por ellos”, y sonreiría ante el celo de la arquitecta por un obrero más o menos sin hacer nada, perdiendo la sonrisa cuando con sus amigos viera los encendidos ataques de Luis en www.legitimidad.com

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez y el sexo de otro Sánchez, "el Lute"

La Sesión del Pleno del Congreso de los Diputados número 162 fue atípica

Más dinero para Sanidad

Eliminación del copago, cubrir las bajas de médicos rápidamente, contratación de más médicos y personal sanitario es lo que se necesita ya y hablo de España

Toques exigentes

La magia de los toques exigentes hay que desearla; pero sobre todo practicarla

La navidad de los sesenta

Es saludable recordar viejos tiempos

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris