Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   Equipaje de mano   -   Sección:   Televisión y Medios

El tiro por la culata

Pablo Lázaro
Pablo Lázaro
viernes, 4 de febrero de 2011, 08:40 h (CET)
No todo son buenas noticias para Telecinco. Hace exactamente un mes hablábamos del éxito del nuevo canal Gran Hermano 24 horas, que en su primera semana de emisión ya había logrado cifras de audiencia similares a las de su predecesora CNN+, con el ahorro de presupuesto que supuso el cambio. De hecho, con los datos definitivos de enero en la mano, encontramos que el canal recién llegado ha obtenido en su primer mes de vida un 0,9% de share, tres décimas más que lo que registró CNN+ en diciembre.

Pero hoy toca hablar del primer revés del año que ha sufrido la cadena de Fuencarral, que ha visto como la fusión con Cuatro no ha sentado bien a ninguna de las dos. Los dos canales han perdido audiencia respecto al mes de diciembre: Telecinco se mantiene en la segunda posición con el 13,4% de cuota de pantalla (cuatro décimas menos que en diciembre), mientras que Cuatro ha vuelto a bajar por cuarto mes consecutivo y, tras perder dos décimas, se queda con el 6,3% de share, la misma cifra que alcanza La Sexta, que sube siete décimas. A la cabeza sigue La Primera, que repite su liderazgo por sexto mes consecutivo con el 15,2%, mientras que Antena 3 sigue en tercera posición con el 11,6%.
Estos datos son consecuencia del baile de presentadores, programas y series entre Cuatro y Telecinco, que ha conseguido desconcertar a la audiencia, que ya no sabe dónde encontrar sus programas favoritos. Estos movimientos parecen destinados a mover a Telecinco los productos más destacados de Cuatro, como la nueva serie “Ángel o Demonio”, y endosar a la cadena de Tres Cantos productos tan devaluados como “Allá Tú”. La estrategia parecía ser relanzar a Telecinco como líder de audiencia aún a costa de convertir a Cuatro en una cadena minoritaria, pero parece que por el momento no les está funcionando, y lo están pagando los dos canales.

¿Funcionará a largo plazo esta estrategia de ningunear a Cuatro, robándole sus señas de identidad, para relanzar a la propia Telecinco? ¿Qué coste de espectadores tendrá el despido de un grupo de profesionales como Iñaki Gabilondo y Javier Ruiz, todos ellos con una audiencia fiel? ¿Realmente piensa la dirección de Telecinco que va mantener a estos espectadores, o conseguir nuevos con esta forma de actuar? Lo iremos viendo en unos meses.

Noticias relacionadas

Más de 10 millones de espectadores vieron el España-Portugal

Telecinco lidera el día seguida de Cuatro

España, el país europeo que más ve Netflix fuera de casa

Aeropuertos y aviones, trenes, autobuses, cafeterías y restaurantes y la playa, son los lugares favoritos

Maggie Civantos vuelve a 'Vis a Vis' para su cuarta temporada

Se incorporará muy pronto al rodaje, que comenzó la pasada semana

Divinity estrena ‘De mayor quiero ser…’, un programa para inspirar a la nueva generación de niñas

Cuatro entregas basadas en casos de éxito profesional

La serie 'Looser', de Soy Una Pringada se convierte en el mejor estreno de Flooxer

Está escrita, dirigida y protagonizada por Esty Quesada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris