Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

España sin remedio

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 4 de febrero de 2011, 07:55 h (CET)
Cada día soy más pesimista y no acabo de ver salida para una España destrozada por la corrupción. Corrupción económica, política, mediática, empresarial, sindical pero también, y sobre todo, moral. La España en donde casi todos callan ante la corrupción conocida porque casi todos aspiran a trincar. Una España en donde el principal partido de la oposición puede pasar en cuestión de semanas de rechazar una ley de censura como la Ley Sinde a aprobarla pensando que no tendrá repercusión electoral. La España de Leire Pajín y Bibiana Aído. Las del aborto libre y la dispensación de la píldora abortiva a niñas de 13 años y que ahora quieren prohibir casarse antes de los 16. Una España en donde hasta el bedel necesita un enchufe para trabajar y en donde, con una escuela devastada por el adoctrinamiento socialista, no se valoran en absoluto el mérito, la capacidad o el esfuerzo. Esa España cobarde en donde, a diferencia de Túnez, Italia, Grecia, Francia, Gran Bretaña, Albania o Egipto, la gente condenada a la miseria calla en lugar de salir a la calle. Vamos a ver Sálvame. O el Telediario de la 1, que es mayor telebasura que el programa de Jorge Javier. Qué decir de los idiomas, esos grandes desconocidos y despreciados. O de todo el sistema educativo. España es mediocre. A todos los niveles. No sólo entre los ministros, que ya sabemos que la mayoría del Consejo de Ministros en países como Francia o Alemania lo que estaría es pasando el polvo en la sala o sirviendo los cafés y gracias.

Me comentaba recientemente un amigo empresario, de esos que la gente considera importantes, que, estudiando fríamente el mercado laboral y el panorama que hay en nuestras empresas, no queda más remedio si se quiere ser pragmático que llegar a la conclusión de que los directivos de empresas españoles son pésimos profesionales. Ahora que además les imponen cuotas va a ser la caraba. De los dirigentes políticos (de todos los partidos) mejor ni hablar. Si malos son los más importantes, lo de los cargos intermedios, autonómicos y municipales, es digno de vodevil. Las excepciones se cuentan con los dedos de la mano. Algún presidente o presidenta de Comunidad Autónoma anunció a bombo y platillo drásticas y liberalísimas medidas de austeridad contra la crisis: se suprimirán coches oficiales de los altos cargos políticos. En silencio, empresas públicas de la misma Comunidad se han hecho con una flota de vehículos de alta gama para llevar, chófer mediante, a los directores generales de paseo. Es el timo que todos los partidos están perpetrando contra el ciudadano. Ciudadano de mentalidad estatista, Francisco Franco mucho tiene que ver en ello, que no es capaz de salir a la calle a exigir a esta casta de estafadores que se vaya ya.

España está recogiendo lo que se ha venido sembrando desde que en 1977 el régimen, de espaldas al pueblo e incluso presumiendo de ello (vivan los Pactos de la Moncloa, que es tanto como decir que viva el oscurantismo y el dejar la libertad política en manos de una casta), decidiera aprobar la carta otorgada de 1978. De aquellos polvos, estos lodos. ZP no es más que el producto de la Constitución. Y Rajoy no se crean que es muy diferente. Muere por pertenecer al sistema que está llevando a la clase media española a la ruina.

Para colmo, ahora que doña Angela Merkel está dispuesta a ofertar, pese a la oposición de los sindicatos verticales del régimen español empeñados en que el talento haga cola ante el INEM en España, miles de plazas de trabajo a españoles algunos se van a dar de bruces con la cruda realidad: a los teutones el catalán les importa un carajo. O hablas alemán e inglés o no hay trabajo. ¡Qué dura es la realidad!

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris