Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Sobre la refundación del capitalismo

Mario López
Mario López
viernes, 4 de febrero de 2011, 07:49 h (CET)
El siglo XX fue convulso por demás. En él se experimentaron los más radicales sistemas políticos y se vivieron las más sangrientas y desoladoras guerras. A resultas de todo aquello, se adoptó como modelo de democracia el basado en la economía del mercado, matizada por una protección social legada por el pensamiento socialista, y la creación artificiosa de una clase media destinada a dar salida al mercado del automóvil. Yo creo que lo más relevante de todo ello, la lección que deberíamos extraer de nuestra historia reciente, es que no existe un modelo perfecto que pueda perdurar hasta el final de los tiempos.

Con la caída del muro de Berlín , les tocó a los movimientos de izquierda enfrentarse a la cruda realidad de poner borrón y cuenta nueva a su discurso. Con la actual crisis sistémica, ahora es al capitalismo al que le toca enfrentarse al mismo reto, pero no parece estar por la labor. Sabedor de que tiene la sartén por el mango, antes ha de provocar una hecatombe cósmica que ceder su posición hegemónica a otras instancias.

A partir de los años setenta, cobró una gran relevancia el movimiento ecologista y los defensores de poner límites al desarrollo; ambos fueron fácilmente asimilados por los movimientos de izquierdas, pues, en definitiva, todos comparten la necesidad de que los estados ejerzan un control sobre la libertad de mercado, en beneficio, precisamente, de la protección de la naturaleza y del crecimiento justo y sostenible. Hoy parece como si los debates sobre el crecimiento que tanto auge tuvieron en los años 70 del siglo pasado se hayan muerto en el olvido.

¿Qué ha sido del agrónomo Renè Dumont, que postulaba la construcción de una utopía razonable? ¿Qué caso se le hizo al informe del MIT para el Club de Roma sobre la amenaza global que supone no poner límites al crecimiento? El presidente del Club de Roma, Aurelio Peccei, por aquellos años, hizo la siguiente reflexión: "El momento de la verdad se está acercando...

Cuanto más cambiamos la realidad, mayor es el riesgo de que perdamos el contacto con ella. En las últimas décadas hemos construido un tejido social con tantas implicaciones, tan intrincado e integrado, que nuestras instituciones no son capaces de manejarlo". El experto en dinámica de sistemas del MIT, Jay W. Forrester afirmó que: "La mente humana no está capacitada para interpretar el comportamiento de los sistemas sociales. En la larga historia de la evolución, el hombre no ha necesitado entender estos sistemas hasta tiempos históricos muy recientes".

¿Qué se dice hoy al respecto? Todavía se mantiene el PIB como índice de riqueza de un país, cuando ya hace cuatro décadas Philippe Sanit-Marc y Paul A. Samuelson evidenciaron su obsolescencia y formularon, como alternativa, la ecuación del bienestar y el BEN, respectivamente:

B= αN+βC+γM
Donde B es el bienestar, αN el nivel de vida, βC condiciones de vida y γM el medio de vida.

BEN= PIB- Costes sociales y sobre el medio ambiente.

¿Qué han hecho el FMI, la OMC y demás instituciones que nos gobiernan, con todo este trabajo que, paradójicamente, se ha llevado a cabo en las mejores universidades de Occidente? ¿No deberían los estados intervenir en los mercados en base a estudios científicos de cuya solvencia no se puede dudar? ¿No debería empezar por ahí la ya desechada refundación del capitalismo?

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris