Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Antes muerto que en silencio   -   Sección:   Opinión

Charlatanes

Tomás Salinas
Tomás Salinas
@tomassalinasgar
jueves, 3 de febrero de 2011, 07:31 h (CET)
Dice el presidente del Gobierno que "todas las grandes naciones pasan por problemas" y que demuestran su grandeza, precisamente, al salir de ella. Suena a cachondeo. ¿A qué nación se refiere? Digo yo que quizás a aquélla a la que él se ha encargado de empequeñecer y de empobrecer, la española…¡Ah! Si ésa no existe; la España plural nunca ha estado tan políticamente desmembrada ni tan socialmente dividida como ahora. Zapatero, el mismo que ha potenciado su destrucción actuando a su capricho, vende agua a precio de aceite y habla de "una nueva tarea de equipo para que la recuperación llegue cuanto antes", y reivindica que "el pacto es un mensaje de confianza a España y la UE". Obedece así lo que dictan desde Europa, cumple como un niño bueno lo que le ordenan y pare un acuerdo social el mismo día en el que el paro, el auténtico drama de este país, alcanza niveles aún más insoportables.

Para este espectáculo, que es lo que a mí me parece, ha contado, cómo no, con los estómagos agradecidos de Méndez y Toxo en el papel de comparsas de lujo, y de Rosell como estrella invitada. Todos juntos, el político director, los sindicatos obsoletos anclados en el acomodo, y la patronal, que las ve venir y las torea, han estrechado las manos y se han jurado amor incondicional (por el momento), unidos en la misión de empujar en la misma orgía para vencer a la crisis. Rajoy, al que avisó el jefe para un cameo, al sentirse ninguneado ha dicho que ir para ir, que no va.

Miren. Es un problema, si quieren, de fe. No creo en los actores, sobre todo en tres de ellos. Ya han demostrado con holgura cuál es su capacidad y cuánto vale su credibilidad. Ni el presidente ni sus socios pasivos son de fiar, mienten, ocultan, enmascaran la realidad y muestran en cada paso su soberana torpeza. Palabras, palabras y sólo palabras que llenan la prensa, ocupan minutos de radio y televisión, pero no resuelven absolutamente nada. Que nadie dude que el acuerdo escenificado se lo pasan por el forro, entre otros, los 131.000 nuevos parados del mes de enero.

Yo, en continuo cabreo a causa de la ineptitud del político de opereta y la ineficacia de estos sindicatos de mentira, tengo clarete, clarete por dónde debemos caminar para escapar del lío. Los que estaban hoy felicitándose que se dejen de chorradas y se pongan de una vez por todas manos a la obra. Generar empleo y punto. Es lo único que nos puede salvar. Y si no se ven competentes para la tarea, que se marchen ya, sin esperar ni un segundo. Es así de sencillo. Fuera.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación

Mi discalculia

Algunos profesores de ciencias simplemente se contentaban con recordarme que no “servía para estudiar”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris