Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Acuerdo sobre las pensiones

Jesús Molins (Zaragoza)
Redacción
miércoles, 2 de febrero de 2011, 12:56 h (CET)
El capital privado nos está imponiendo una serie de reformas que no ayudan a salir de la crisis...simplemente le interesan a este para salir más reforzado de la crisis aumentando sus beneficios en época de vacas flacas e hincando el diente al capital público y las garantías y derechos sociales de los ciudadanos y trabajadores.

Esta reforma, la de las pensiones, no era "ni urgente", "ni necesaria" para salir de la crisis.
Hasta hace unos días se defendía que esta reforma no era necesaria; que se nos estaba engañando; si se ampliaba la edad de jubilación a los 67 años habría huelga general en enero.

Se han editado informes al respecto, comunicados de cien economistas, la seguridad social tenía superávit. Seguro que ya los conoceréis, son públicos y han sido divulgados y presentados públicamente todos esos informes, estudios, comunicados, manifiestos, etc., editados por los sindicatos en estos últimos 60 días.

Se defendían posturas sobre otras políticas (económicas, fiscales, financieras, laborales) que sí que eran urgentes y que sí nos ayudarían a salir de la crisis de una forma más social, cohesionada y justa.

¿Y hoy?, ¿Resulta que todo eso era mentira?.

La realidad no es otra, con esta reforma de las pensiones estamos condenando a nuestros hijos a jubilarse, espero, a los 67 años pues seguro que dentro de 20 o 25 años nos venderán que hay que volver a reformar el sistema y lo ampliaran a los 70, eso sí con nuestra firma; con una pensión, en el caso de corresponderle el 100% de la mimas, devaluada un 25% sobre las actuales.

Un 25% menos sobre las actuales frente a lo que para entonces haya subido la vida; buff que vértigo, no quiero ni pensarlo, la precariedad económica en la que podemos estar condenando a las generaciones futuras, a nuestros hijos, a nuestros nietos, ¿Qué estamos haciendo?.

Nos toman el pelo, les creemos, entramos por el aro y lo aceptamos.

Nos complacemos con lo que nos dictan y no somos capaces de ver que hay otras formas diferentes para salir más fortalecidos de esta complicada situación, más bien diría “pulso contra lo público”.

Simplemente miramos para delante y no miramos a nuestros lados, no vemos más allá del camino que nos marcan, así nos está yendo y nos irá.

Ahora se defiende este pacto utilizando la tan mañida frase “vale más un mal acuerdo que un buen pleito (o conflicto)”.

Deberíamos tener en cuenta, que un mal acuerdo, aunque efectivamente es un acuerdo, es malo y que por el hecho de ser malo, seguirá siendo malo siempre.

Con lo cual que si ese “mal” acuerdo se convierte en ley, esta no dejará de ser también “mala” y resulta que esta “mala” ley será la que rija las condiciones de acceso, económicas y garantías de nuestras pensiones.

Por lo tanto está claro que vamos a contar no con un mal plan de pensiones públicas, lo cual va a desviar los ahorros de los cada vez más pobres ciudadanos hacia los planes de pensiones privados.

Ahí está el cebo, los mercado han dinamitado a los planes públicos de pensiones para hincarles el diente y hacer negocio y garantizarse beneficios mediante los planes privados de pensiones. La banca siempre gana.

Lo más triste de todo, es que “nosotros” lo hemos permitido, les hemos dado vía libre con la firma de este “mal” acuerdo o pacto.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris