Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Bufff, aaay Dios

Marino Iglesias (Gijón)
Redacción
miércoles, 2 de febrero de 2011, 12:51 h (CET)
Primero el bufido producto del reventón a causa del súbito aumento de presión y después el suspiro de una resignación imposible.

De esa forma se manifiesta mi hipersensibilidad a la palabra jubilación. Cada vez que la oigo o la leo, ala, resoplido y suspiro. Y, cada vez, me acuerdo de Gustavo. Qué de acuerdo estoy con él cuando dice: Los suspiros son aire y van al aire. Añado por mi cuenta: y los bufidos también. Y me quedo aplanado, sin fuerzas. Incluso el volumen de mi discurso mental me sale desfallecido, apenas audible. Aire, me digo, claro, un fluido que mantiene la vida, pero sin vida, sin fuerza que la obligue a moverse.

Ése es el recurso sin recursos que me mantiene en un agotador vaivén entre la resignación y la desesperación mientras sigo mirando, ya sin ver, la comunicación del GOBIERNO DE ESPAÑA sobre mi pensión, IMPORTE MENSUAL 2011… 570,40; OTRAS RETENCIONES… 82,70; IMPORTE LÍQUIDO MENSUAL 487,70.

Cuarenta y cuatro años cotizados, veintidós en España y veintidós en Venezuela, país al que acudían los políticos de turno para decirnos a los emigrantes lo pendientes que estaban de nosotros, lo esforzado de su labor y los logros que para nosotros habían obtenido, entre otros, un convenio que nos permitía mirar con confianza el momento de nuestra jubilación, éste momento presente en el que mi confianza se ve recompensada – de no existir OTRAS RETENCIONES - con 570,40 euros, resultante total del maravilloso convenio logrado por los esforzados políticos españoles a favor de los emigrantes, al menos a favor del que suscribe.

Aquí es cuando rebufo, cierro los puños y rabioso me digo: Por qué el aire de mis suspiros no se convertirá en huracán devastador que arrase con toda esta plaga…

El ahogo me impide seguir.

Noticias relacionadas

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos

La búsqueda sin fin

No es este un movimiento nuevo, ni exclusivo de nuestro tiempo

¿Hasta cuándo permitiremos las insolencias separatistas al Jefe del Estado?

“Discutir con tontos supone tener que bajar al nivel de los tontos y ahí son imbatibles” Arturo Pérez Reverte

Performativos

Más que aprender y obrar en consecuencia; predomina el forzamiento oportunista de la realidad

Recuerdos de niño: lenguaje e historia

Nuestra patria es nuestra lengua y nuestra historia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris