Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El PSOE y su humor negro

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 2 de febrero de 2011, 07:43 h (CET)
Podría intentar definir la situación utilizando una metáfora: digamos que los ciudadanos pueden compararse con una vara de hierro al rojo vivo, a la que el herrero golpea insistentemente con el mazo para hormarla según le interese y que, el hierro, en su martirio, a cada golpe que recibe se lamenta, quejumbroso, echando chispas de protesta y esquirlas ofensivas, en un intento vano de defenderse de quien lo maltrata. No es trivial esta prosopopeya ni es ajena a lo que el PSOE del señor Rodríguez Zapatero, quizá en una última reacción agónica, esta poniendo en práctica; utilizando su habitual facilidad para darle la vuelta a una situación que le está siendo adversa. El señor Mariano Rajoy no debería permanecer indiferente a esta nueva táctica de la experta máquina propagandística de los socialistas; porque no hay duda de que, en última instancia, quieren usar la figura de ZP para presentarlo ante la ciudadanía como a un mártir, un “gran sacrificado”, un numantino “héroe” que se inmola en la pira de la incomprensión, en bien de España y del pueblo español.

Resulta sorprendente que, al cabo de tres años, en los que quienes nos gobiernan nos han pretendido vender distintos espejismos de la realidad, para que los ciudadanos de a pie nos engulléramos, uno tras otro, los sapos envueltos en miel de placebo; con los que han querido engatusar al pueblo para distraerlo de los distintos problemas por los que ha ido transitando la nación española; todavía insistan en tomarnos por imbéciles recurriendo a sus habituales trucos cuando, todos los españoles –sin más excepción que aquellos que han conseguido asegurarse la vida por ser militantes socialistas o militar en el grupo de paniaguados que han medrado gracias al partido del Gobierno – ya nos hemos quitado la venda de los ojos y contemplamos, aterrados, la triste realidad que nos ha dejado la inoperancia, la incapacidad y la prepotencia de los gobernantes del PSOE.

Y es que cuando, en Zaragoza, en una convención que pretendía tratar de los problemas que hoy afectan al partido de nuestro presidente; sujetos como el señor Blanco, el señor Chaves o el mismo señor Marcelino Iglesias, en su papel de plañideras, se dedicaron a ensalzar las virtudes de ZP, con frases como “tienes todo el apoyo del PSOE para las elecciones del 2012” o “respetaremos tus tiempos, respetaremos tu decisión”; aquella reunión se convirtió, a pesar de que lo que deseaba el propio Zapatero, no era un plebiscito de pelotas alabándole, si no desviar la atención hacia los problemas de España. Y es que, como ya comentaba el poeta inglés, A. Tennisón, “Adular a la cara y morder a la espalda van siempre juntos”. Es evidente que, este culto a la persona, en un momento preelectoral en el que todos los barones del PSOE están intentando que los votantes se olviden de los errores gubernamentales, para intentar evitar que, las elecciones del mes de mayo, se conviertan en un rechazo rotundo contra la figura del Presidente; cuya gran proeza ha sido convertir a España en un remedo caricaturesco de lo que fue en tiempos de Aznar y haber mudado el optimismo antropológico que lo llevó a prometer acabar con el desempleo y mejorar el nivel de vida de los españoles; por la triste evidencia de haber conseguido el record de 4.700.000 de parados y de 1.300.000 familias, en la que todos su miembros carecen de trabajo.

No es posible que, a estas alturas, con lo que llevamos pasado y habiéndonos convertido en el problema primordial, junto a Portugal e Irlanda, de toda la UE; habiendo recibido varapalos de todas las instituciones financieras y económicas, desde el ECOFIN, el BCE, el FMI hasta la sede de Bruselas, aparte de severos avisos procedentes de Francia y Alemania; el señor Rodríguez Zapatero se atreva, con una temeridad manifiesta y una falta de pudor político rayana en la tomadura de pelo, a pronunciar, en una entrevista televisada (de las muchas que se le están haciendo) una auto alabanza de su gestión y la de su partido, tan descabellada, tan alejada de la verdad y tan absurda que, hasta las palabras que pronunció huyeron despavoridas, asustadas de su propia torpeza y avergonzadas de la inconsciencia de quien se atrevió a pronunciarlas. ¿Cómo se puede hablar, después de lo ocurrido con la crisis, del progreso que nos han traído los socialistas?, ¿En qué se basa para decir que el centralismo es más caro que las autonomías? No se entera de que, en Europa, están convencidos de que las grandes culpables de nuestra situación lamentable son, precisamente, las autonomías, aquellas que, como Catalunya tienen, confesado por el señor Mas, más de 7.000 millones de euros de déficit – la señora vicepresidenta había afirmado, pocos días atrás, que sólo tenía un endeudamiento de 2.000 millones de euros –. Aquí debiéramos hace referencia a las afirmaciones y el convencimiento del nuevo gobierno catalán de que va a poder endeudarse aún más de lo que lo está. La explicación resulta evidente: el señor Durán, como acostumbra a hacer, primero despotrica contra el Gobierno socialista pero siempre, a la hora de votar, lo hace para apoyarlo. Así ocurrió en la votación del a reforma de pensiones, sin embargo nadie, al menos nadie que siga la política puede dudar de que, el señor ZP, tuvo que ceder a cambio algo más de la soberanía española y, en este caso, seguramente le ofrecería a Catalunya el que pudiera endeudarse más aunque, para las otras autonomías, la vara de medir fuera distinta.

Ni con pinzas es posible coger la comparación que hizo, el señor ZP, en la euforia del momento y arropado por sus más fieles defensores ( por cierto, no habrá alguien que le diga a la señora Pajín que, una ministra masticando chicle, como menos, resulta poco presentable y, me atrevería a decir, que poco de acorde con el comportamiento que debería tener aunque fuera, solamente, por espeto a la ciudadanía), sobre que, el acuerdo conseguido con los Sindicatos y la patronal ( ya me barruntaba que este Rosell sería pan comido para los señores Fernández Toxo y Méndez ,) en materia de pensiones y otros acuerdos menores, se podría comparar con los acuerdos de la Moncloa; es como si se quisiera establecer una comparación entre la torre Eiffel y la Giralda; entre otras consideraciones porque éstos fueron convenidos por todos los partidos, incluido el PSOE; en segundo lugar ,porque abarcaron un conjunto de medias de control de gasto que, en el caso del pacto sobre las pensiones, sólo afectan a estas y su efecto tiene una demora de más de diez años, comenzando a aplicarse dentro de tres años ( 2013) al contrario de aquellos cuya aplicación fue inmediata.

Esta reforma ha infringido los derechos de los trabajadores. Puede que fuera necesaria, puede que, desde la UE, nos la impusieran y puede, también, que este apaño haya satisfecho mucho al Gobierno; sin embargo, los trabajadores que hoy tengan de 40 a 50 años van a tener una base de cálculo menor y van a percibir dos años menos de jubilación que, por supuesto, será inferior en un 16% o un 20% a la que hubieran percibido con el sistema de cálculo actual. Esta explosión de auto complacencia del señor Zapatero, no tiene sentido alguno, es un insulto para los trabajadores que han salido perjudicados con la medida aprobada y no ha sido más que otro engaño de los socialistas. El hecho es que las pensiones, a partir del 2040, siguen sin estar garantizadas y es evidente que, el sistema de reparto no es la solución definitiva. Sólo faltaría que, para rematar la jugada, todavía nos volvieran a convencer. Alguien dijo: “Engañar y ser engañado: nada hay tan común en el mundo” ¡Menuda gracia!

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris