Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El mundo económico-financiero  

China banco financiero

Federico Sáenz de Santa María
Federico Sáenz de Santa María
martes, 1 de febrero de 2011, 08:00 h (CET)
El banco que está financiando a EEUU es, sin ningún genero de dudas, CHINA. También nos están echando una mano a nosotros comprándonos deuda. La red que están extendiendo les coloca en una posición dominante en el mundo actual. Cuando en las emisiones de bonos americanos se vislumbra que no aparecen los inversores chinos, de forma automática se producen tensiones en los tipos de interés de las emisiones. Las subidas de tipos de interés están servidas, los inversores chinos están comprando inversiones inmobiliarias en EEUU y su penetración en el continente africano es IMPRESIONANTE.

La subida de tipos de interés tiene sus efectos inmediatos en los datos de PIB americano, pero el circulo no termina ahí. Que más quisiéramos. De forma inmediata los efectos se trasladan al resto de los PIB de países exportadores, lo que significa que la economía mundial se constipa, pero pudiera tomar el camino de una neumonía.

Evidentemente, de la manera en la que funciona el circuito financiero nadie sale beneficiado. Una vez producidas las respectivas convulsiones, todo tiende a la normalidad. Lo que ocurre es que los equilibrios INESTABLES se terminan rompiendo. Esperemos que esto no ocurra en 2011-2012, porque necesitamos ESTABILIZAR el crecimiento económico antes de entrar en otro proceso recesivo.

Recientemente, he leído un informe de un economista chino que, como conocedor de su país, matiza las siguientes conclusiones:

Primero: La lucha contra la inflación no se conseguirá solo subiendo tipos. En su opinión, deberían acelerar que el YUAN se aprecie hasta un 6% para frenar la inflación. Conviene recordar el último movimiento de las autoridades chinas ha sido subir el coeficiente de caja hasta el 19% para grandes bancos y el 17% para los pequeños, ambas medidas tratan de controlar un crédito que en la actualidad es excesivo.

Segundo: Mejora de las instituciones financieras para gestionar riesgos. En este punto, también nosotros tenemos que aprender bastante después del desastre en que incurrinos en la actividad inmobiliaria.

Tercero: Mejor educación de los inversores. En el caso español, lo necesitamos URGENTEMENTE. Los inversores, en la mayoría de casos, no saben ni lo que suscriben.

Cuarto: Más competencia en el sistema financiero

Quinto: Más liberalización de productos financieros.

Sexto: Primar la demanda interna frente a la externa.

Observarán ustedes que pese a las diferencias que existen en la actualidad entre CHINA y ESPAÑA. Tenemos reformas que son prácticamente iguales, el hecho diferenciador es que ellos crecen más del 10% y nosotros tenemos una economía ESTANCADA.

Noticias relacionadas

En la cumbre de la ONU sobre cambio climático, la juventud es la que indica el camino

Este encuentro se llama “COP24”

Se acumulan los problemas ¿quién los resolverá?

Hemos pasado en cuarenta años de una hermosa esperanza a una angustiosa desazón

Doctrina Estrada: paradigma eclipsado del siglo XXI

​Tal como se esperaba, el 1 de diciembre, tomo posesión de su cargo el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Hundertwasser. El hacedor de paraísos irracionales

Se cumplen noventa años del nacimiento del gran artista Friedrich Hundertwasser

El catálogo de promesas incumplidas

J. García
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris