Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Asiento de tribuna   -   Sección:  

La corte de Florentino

Francisco Villalobos
Redacción
viernes, 21 de enero de 2005, 22:21 h (CET)
La Copa del Rey se le atragantíŸ€í³³ una vez más al Real Madrid. La montaña rusa madridista vuelve a encarar una cuesta abajo en una temporada llena de vaivenes y repleta de sinsabores. El gol de Xavi Moré para el Vallodolid descubrió las vergÃŒenzas de un equipo que se había camuflado en el efecto mediático de la llegada de Luxemburgo para maquillar sus arrugas. Sin García Remón al mando, con un poco de suerte y con alguna que otra ayuda arbitral, el Madrid sigue sin jugar a nada, ni con los titulares ni sin ellos.

Ser suplente en el banquillo madridista es estar sentenciado a cadena perpetua. Hagas lo que hagas, tienes reservado en las galas importantes un asiento excepcional a ras de césped que incluye la posibilidad de saltar al campo en el minuto 85 para arrastrar al toro hasta los corrales. Sin bien un elenco de estos actores secundarios se limita a acomodarse en las butacas de la banda del Bernabéu, otros como Owen o Solari son víctimas de una injusticia manifiesta. Juegan poco y apenas rechistan por ello, pero cuando lo hacen rinden a buen nivel y poseen un promedio de goles excepcional para los minutos que juegan. Como premio disputan los partidos considerados de clase inferior para los monarcas de la plantilla, aquellos que disfrutan de un trono en la prensa forofa y en el despacho de Florentino Pérez, antes coleccionista de joyas y ahora de antigÌedades.

Roberto Carlos, miembro de esta clase alta, cargó contra el personal de servicio de la Casa Blanca tras la eliminación copera. El brasileño, culpable del fatídico gol de Moré, camina siempre por encima del bien y del mal. Tiene la fea costumbre de echar a algún compañero a la hoguera mientras que el se pone a salvo con su sonrisa y su presunto madridismo, el mismo con el que puso a Camacho contra las cuerdas a principio de temporada. Raúl, capitán general del vestuario, no provoca tantos titulares con sus declaraciones pero tiene asegurado por decreto real un puesto en el once titular. Casualidad o no, Camacho se atrevió a arrebatarle el privilegio ante el Espanyol en Montjuic y horas después se veía obligado a coger la puerta antes de que le sacasen a empujones. Guti, tercer capitán y mejor jugador madridista en la primera vuelta junto al beatificado Casillas, ve peligrar su puesto de trabajo en el centro del campo con la llegada del danés Gravesen. Tiene otra vez todas las papeletas para salir del equipo antes que cualquiera de los intocables de la galaxia.

Mientras todo esto sucede en palacio, el Valladolid está en cuartos de la Copa, pero no es justo que este nuevo fracaso solo tenga como única consecuencia convertir el banquillo de los suplentes en el de los acusados.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris