Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

España

Etiquetas:   Justicia   -   Sección:   España

Scilingo niega que participara en la represi n y dice que se autoinculp para 'armar el gran l o' y que se investigara

Afirma que la Iglesia catlica 'fue imprencindible para amparar' lo ocurrido durante la dictadura Argentina
Redacción
jueves, 29 de diciembre de 2005, 17:17 h (CET)
El ex militar argentino Adolfo Scilingo neg hoy en la Audiencia Nacional haber participado en los denominados 'vuelos de la muerte' o en otros hechos relacionados con la represi n durante la dictadura militar argentina (1976-1983) y dijo que autoinculp en esta causa mediante "disparates" que relat al juez Baltasar Garzn, ya que quer a que se "armara el gran lo" para que se investigara la verdad de lo ocurrido.

Redacci n / EP
Sicilingo modific radicalmente la actitud mantenida el pasado viernes ante el tribunal que le juzga por delitos de genocidio, terrorismo y torturas, cuando se mostr dbil y enfermo, y lleg esta tarde a la sala de vistas con aspecto despejado y saludable. Durante el interrogatorio, en el que constest a cuatro abogados de la acusaci n, el ex militar se mostr en rgico, levant la voz en varias ocasiones e incluso se enfrent a los letrados, lo que le vali una reprimenda por parte del presidente del tribunal, Fernando Garca Nicol s.

A lo largo de su declaracin, el ex militar indic que el relato que hizo ante Garzn, donde se implic en torturas, un secuestro y en dos de los denominados 'vuelos de la muerte', slo fue un 'show' dirigido a llamar la atenci n internacional y lograr que se investigara la verdad, "aunque luego result que Garz n no investig nada".

Sobre el por qu de su decisin, Scilingo se limit a sealar "razones contra ese hijo de su madre de Massera", en alusi n al ex dictador argentino, con quien dijo que le gustara "carearse". A adi que vino a Espa a para colaborar en el sumario abierto por el juez espaol, que estaba convencido de que no estar a mucho tiempo en prisin, y que le aseguraron que "los imputados pod an decir cualquier cosa".

En concreto, afirm que durante el interrogatorio al que le someti Garzn en 1997, el hecho de estar mintiendo lo puso nervioso, y que en ese momento el magistrado lo llev al despacho de la secretaria y le pdi que continuara declarando "seg n lo pactado", que l lo investigar a. En otro momento del interrogatorio de hoy, Scilingo afirm que lo que hizo el magistrado espa ol "es importante" porque sirvi para anular las leyes de punto final en Argentina.

El ex militar, que durante las m s de tres horas de sesin no dio muestras de cansancio en ning n momento, dijo tener pruebas que respaldan su versin, y mostr a la Sala un documento de la Armada argentina que certifica que su estancia en la Escuela Oficial de la Armada (ESMA), donde era jefe de electricidad y posteriormente de automotores, se desarroll entre el 7 de febrero de 1977 y noviembre de 1978, por lo que no era posible que hubiera visto a medio centenar de detenidos en diciembre de 1976 tal y como denunci a Garzn.

COARTADA PARA LOS VUELOS.
Sobre los dos "vuelos" en los que supuestamente particip en junio y agosto de 1977, dijo que podr demostrar que en la primera de las fechas aludidas se encontraba ingresado por un virus en el Hospital Naval de Buenos Aires, mientras que la segunda coincide con unas vacaciones que pas con su familia en Bah a Blanca.

No obstante, Scilingo ofreci algunos datos sobre los citados "vuelos", y dijo que no es posible que se usaran aviones Electra porque "no pueden abrir sus puertas en vuelo" y que probablemente se usaron aviones DC-3 que cargaban en la base de Punta India. Dijo que esos datos los sac de la prensa y de "pequeas informaciones" que obtuvo durante sus 15 a os en la armada.

En este punto, el ex militar mantuvo un agrio enfrentamiento con el abogado de la Asociacin contra la Tortura Carlos Slepoy, a quien pidi "disculpas" por reirse al ser preguntado por los vuelos. Debera llorar", le dijo el letrado, a lo que Scilingo contest : "No tengo nada por lo que llorar.Qu tengo que llorar?" Tambi n manifest una actitud hostil contra el resto de los abogados a los que contest hoy, Virginia Daz (en representaci n de IU), Juan Puig de la Bellacasa (Iniciativa per Catalunta) y Antonio Segura (Asociacin Argentina Pro Derechos Humanos).

En otro punto del interrogatorio, Scilingo afirm que el nuncio papal haba reconocido que la Iglesia Catolica "no estuvo bien" durante la dictadura. "Yo digo que estuvieron p simos, porque la Iglesia fue la gran imprescindible por haber amparado lo que ocurri en Argentina, esa es mi interpretaci n", dijo.

LO QUE VIO EN LA ESMA.
Tambin insisti en varias ocasiones en que una cosa es la ESMA, a la que el perteneca, y otra diferente los "grupos de tareas" que operaban en instalaciones a las que l no tena acceso y que estaban dirigidos a lo que l llam "lucha contra el terrorismo", aunque "perfectamente legales" e integrados en la estructura militar. "Jam s pense que hubiera nada de ilegal", subray.

Igualmente, reconoci que en una ocasin le llamaron para arreglar un ascensor que daba acceso a la zona de los grupos de tareas y que, por una rendija que se abri "dos segundos" vi a una chicha embarazada. Pregunt a su superior por la presencia de la joven, y le contestaron que ser a una terrorista.

En otra ocasin alguien perteneciente al mencionado grupo especial le pidi un elemento elctrico para arreglar un aparato y se di cuenta de que no era una plancha como le decan, aunque ahora dir a que se trataba de una 'picana' (para aplicar descargas). Dijo tambin que un d a le entregaron un coche para arreglar que estaba manchado de sangre "pero si era un grupo de tareas que luchaba contra el terrorismo, eso no era nada anormal", explic.

"ANIQUILAR" EL TERRORISMO.
A preguntas de los letrados Slepoy y D az, el ex militar, que se enfrenta a una peticin de 6.626 a os de prisin, reconoci haber participado en una reunin oficial antes de que se produjera el golpe en la que el almirante Luis Mar a Menda habl de que el Gobierno Nacional haba dado instrucciones para que las Fuerzas Armadas iniciaran la lucha contra el terrorismo, "aunque esta palabra no se pod a decir, se utilizaba subversin".

"Un asesor de Massera habl de un cambio de Gobierno, nos dejo a todos helados porque dijo disparates, que si las Fuerzas Armadas esto y lo otro... medidas que luego se cumplieron. Se dijo que se iba a aniquilar el terrorismo a fin de volver a nuestra cultura, porque Argentina es occidental y cristiana", dijo hoy Scilingo. Neg que en dicha ocasi n se hablara de "aniquilacin f sica" de opositores.

Las manifestaciones de Scilingo motivaron que las acusaciones solicitaran la lectura de la declaracin autoinculpatoria que realiz ante el juez Garzn, aunque la Sala no lo consider necesario porque el acusado no negaba haberlas realizado, aunque hoy se retractara. Maana se continuar con la declaracin y la Sala resolver si se procede a la audicin de las cintas de la declaraci n ante el juez instructor.

Noticias relacionadas

“La mezquita jugó un papel fundamental en la radicalización de mi marido”

Raquel Alonso recuerda la importancia que tiene España en la propaganda yihadista

Operación Chamartín (XLLL)

Carmena quiere empezar

2018 como el mejor año para presentarse a las oposiciones de Policía Nacional

Las pruebas exigen un gran nivel de esfuerzo, tanto físico como mental

La población nacida fuera de España representa el 21,5% del Padrón Municipal

En Madrid hay 696.619 personas nacidas fuera de España empadronadas

El turismo multiplica la demanda en verano

Un buen porcentaje de turistas buscan actividades turísticas no convencionales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris