Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

España

Etiquetas:   Espaa - Marruecos   -   Sección:   España

El Rey considera necesario que Espaa y Marruecos trabajen para acabar con el terrorismo

Sobre el S hara, el monarca asegur que Espa a est decidida a ayudar al proceso para encontrar una soluci n 'justa, aceptable y definitiva'
Redacción
miércoles, 19 de enero de 2005, 09:15 h (CET)
El Rey don Juan Carlos destac hoy durante el discurso que pronunci durante la cena de gala celebrada en el Palacio Real de Marrakech, que Espa a y Marruecos estn llamados a cooperar para luchar contra el principal azote de nuestro tiempo como es el terrorismo.

Eva Cant n / Enviada especial a Marrakech
En este sentido, subray que los atentados de Casablanca en 2003 y de Madrid en 2004 constituyen un "dram tico recordatorio" sobre la necesidad de que los dos Estados sigan trabajando "cada vez ms unidos" para acabar con el terrorismo y asegurar "el pleno respeto a la vida y dem s derechos fundamentales y valores democrticos, esencia de la convivencia pac fica de nuestras sociedades".

Don Juan Carlos agradeci "vivamente" la "eficaz colaboraci n y el firme apoyo" recibido de las autoridades marroques en la lucha contra el terrorismo, elogi las reformas emprendidas por el monarca alau para hacer de Marruecos una sociedad moderna y democr tica y destac que las relaciones entre Madrid y Rabat tienen un "rumbo" que no ha cambiado "pese a los avatares" de la historia m s reciente.

En su intervencin, el Rey alab , entre otras medidas, la entrada en vigor de la reforma de la 'Mudawana', como un hito en la construccin de un Marruecos "respetuoso con la tradici n del mundo rabe-musulm n" y preocupado, al mismo tiempo, por mejorar la proteccin de los derechos de la mujer y asegurar su lugar tanto en la familia como en la sociedad en su conjunto.

El Rey destac asimismo la voluntad del monarca alau de ser "el Rey de todos los marroqu es" y el empeo de Mohamed VI para impulsar medidas tendentes a proteger las libertades civiles. Record tambin Don Juan Carlos que, en el proceso de transici n democrtica, habr de jugar un papel primordial la nueva Ley de partidos polticos como "aut ntica y legtima" expresi n de la voluntad popular.

"Desde que Vuestra Majestad anunciara en 1999 toda una serie de medidas en el campo de los Derechos Humanos, habis demostrado la voluntad de ser Rey de todos los marroqu es. Primero con la instauracin del Consejo Consultivo de Derechos Humanos, que ha desarrollado una loable labor. Buena muestra asimismo de vuestro empe o han sido las diversas reformas impulsoras de las libertades civiles, incluido el establecimiento de la Instancia Equidad y Reconciliacin", resalt Don Juan Carlos.

Para encarar los retos del desarrollo socio-econmico del pa s, anim a su anfitri n a incentivar la inversin y fomentar la integraci n econmica y comercial con los pa ses de la regin.

Agradeci tambin el apoyo de Marruecos a la iniciativa espa ola de forjar una Alianza de Civilizaciones y habl de la visi n "convergente" de los dos pases sobre el papel central que debe desempe ar Naciones Unidas, simbolizada en la operacin conjunta hispano-marroqu en Hait.

SAHARA OCCIDENTAL
En lo que se refiere al S hara Occidental, el monarca asegur que Espa a esta firmemente decidida a ayudar al proceso para encontrar dentro del marco de la ONU una solucin "justa, aceptable y definitiva para todas las partes". Adem s, garantiz que Espa a ser la principal valedora de una relaci n estratgica de Marruecos con la Uni n Europea que garantice el "anclaje" preferente de Marruecos a Europa as como las aspiraciones del pa s a participar del acervo comunitario y de la nueva poltica de vecindad.

El monarca record tambin que, al firmar en 1991 el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperaci n, tanto Espaa como Marruecos marcaron un rumbo que no ha cambiado pese a los avatares que hayamos podido experimentar en nuestra historia reciente, momento en el que mencion el "tupido entramado de vnculos e intereses que han ido creciendo y llevan a desarrollar una cooperaci n cada vez ms intensa".

Tambi n aludi a la comunidad marroqu residente en Espaa y, al tiempo, recalc que Espaa y Marruecos tienen que esforzarse por seguir sus esfuerzos en la lucha contra la inmigracin clandestina "para la que no debe haber espacio en nuestras sociedades".

Noticias relacionadas

“La mezquita jugó un papel fundamental en la radicalización de mi marido”

Raquel Alonso recuerda la importancia que tiene España en la propaganda yihadista

Operación Chamartín (XLLL)

Carmena quiere empezar

2018 como el mejor año para presentarse a las oposiciones de Policía Nacional

Las pruebas exigen un gran nivel de esfuerzo, tanto físico como mental

La población nacida fuera de España representa el 21,5% del Padrón Municipal

En Madrid hay 696.619 personas nacidas fuera de España empadronadas

El turismo multiplica la demanda en verano

Un buen porcentaje de turistas buscan actividades turísticas no convencionales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris