Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Monstruos voladores

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 30 de diciembre de 2010, 23:00 h (CET)
En navidad se transmitió el primer documental grabado especialmente para el primer canal tridimensional del Reino Unido.

El tema escogido para dicho programa fue muy sugestivo: una producción destinada a mostrar las habilidades del objeto volador más grande que haya volado rápidamente antes de que apareciesen los aviones (los mismos que fueron el arma más avanzada en la I guerra mundial de 1914-18).

Éstos han podido durar más tiempo y poder reproducirse de mejor manera que cualquier helicóptero o Mirage.

Mientras las aeronaves son construidas con metales y se mueven con energía producida por hidrocarburos, dichos objetos estaban hechos en base a agua (‘hidro’) y carbono (‘carburos’). Es más, el petróleo que hoy mueve al mundo está producido mediante la descomposición orgánica de esos y otros objetos.

Los gigantes voladores a los que nos referimos llegaron a tener hasta más de 12 metros desde una a otra ala. Hasta hace un siglo y durante 65 millones de años nada de tal envergadura surcó los cielos.

Se trata de los reptiles alados (pterosaurios), quienes aparecieron y se extinguieron junto a los dinosaurios (entre los años 228 millones y 65 millones antes de nuestra era).

Hoy todos los animales que son capaces de generar su propio vuelo son insectos (como las moscas o abejas), aves (como los pájaros o gansos) o mamíferos (como los murciélagos o vampiros), aunque hay pocas especies de peces o calamares que pueden volar por encima del mar algunas decenas de metros para escapar de sus predadores.

Algunos humanos han podido ver a algún reptil que planee o salte de uno a otro árbol pero nunca a ninguno que vuele. No obstante, estos fueron los primeros vertebrados en conquistar los aires.

Si bien éstos fueron descubiertos antes que los dinosaurios, poco se sabía de ellos. Sus fósiles son más difíciles de hallar debido a que, por tener huesos huecos y livianos, se descomponen mucho más fácilmente que cualquier vertebrado que camine o nade.
No obstante, los pterosoaurios dominaron los cielos durante unos 150 millones de años, habiendo existido mucho antes, por más tiempo y adquiriendo mayores tamaños que los pájaros o los murciélagos.

En ‘Monstruos Voladores’, el programa de la TV 3D que estamos comentando, el mayor presentador de documentales de seres que hay (Sir David Attemborough) aparece piloteando al lado de un Quetzalcoatlus cuyo tamaño es superior al del avión que él conduce.

Este carnívoro aéreo lleva el nombre del dios serpiente emplumada de los aztecas, en tanto que otro de los 4 pterosaurios que protagonizan dicho documental tiene también otro nombre amerindio: Tapejara (del guaraní ‘ser antiguo’).

Mientras el primero fue descubierto al noreste de lo que fue el antiguo México (hoy es Texas), al segundo se le encontró en el noreste del otro gigante latino (Brasil).

El tapejara suramericano, si bien tenía un tamaño menor al de su pariente norteamericano, tenía una cresta mucho mayor, la cual servía para cautivar al otro sexo o como una vela que le permitiese surfear sobre el mar generando una forma de pesca nunca antes vista en el reino animal.

Los pterosaurios fueron los vertebrados voladores más antiguos, grandes y sofisticados. El estudio de estos ‘aviones-vivos’ crecerá para ayudar a que los humanos aprendan técnicas de vuelo y comprendan lo que generan las especies, su evolución y su extinción.

Noticias relacionadas

Cataluña del futuro

Mientras Cataluña vive la campaña del 21-D, el heredero de Fortuny, el ex-president Puigdemont sigue como un exiliado en Bélgica

Perpetuar nuestro cáncer

La autarquía, la corrupción, la des-justicia, los privilegios

El 9 de diciembre de 2017

El Dia Internacional contra la Corrupción y para la Conmemoración y Dignificación de las Víctimas de Crimen de Genocidio y para la prevención del mismo no estaban en la actualidad española de este domingo

Sin acatamiento de las leyes no hay Estado de derecho

“Seamos esclavos de la Ley para que podamos ser libres” Cicerón

Puigdemont y los encantadores

Puigdemont ya no contempla sublimadoramente un horizonte de independencia pero sigue aduciendo turbias estratagemas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris