Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Taurofobia militante y confusión general

José Manuel Onieva (Granada)
Redacción
jueves, 30 de diciembre de 2010, 16:16 h (CET)
El pasado día 28 de los corrientes, en un periódico local de Granada, en la sección de Cartas al Director, aparecía una con el título de “Católicos y taurinos”. Tal misiva como tal la voy a responder, pero creo, en realidad, que debiera mejor ser la “inocentada” propia del día, porque, y en mi opinión, no puede pecar más de taurofobia, de falta de respeto a los católicos y a cualquier sensibilidad religiosa o agnóstica, e incluso a la tan cacareada por algunas mujeres, “igualdad de género. Intentaré explicarme.

Sra. María Luisa Ibáñez Gutiérrez, ¿qué tendrá que ver la religión con las corridas de toros o con la popularmente conocida “fiesta nacional”? Supuesto que algo tuviera que ver, que no lo creo, ¿ porqué se ha fijado en los católicos y no en los musulmanes, los judíos, los protestantes, los budistas, los agnósticos o los ateos? ¿Podrá haber algunos de estas confesiones religiosas a los que les gusten los espectáculos taurinos – no sólo las corridas o novilladas – o nada más es patrimonio afectivo de los católicos. Respóndase y responda si puede.

Si, como usted dice, que tampoco estoy muy seguro de que lo crea correctamente, Dios creó todo y todo, por tanto, es sagrado y digno del máximo respeto, ¿es usted panteísta o católica? Es que a mí me crea profundas dudas, aunque nada me importa. Dios creó el Universo y a sus criaturas, pero tengo entendido, que las puso todas al servicio del hombre, su criatura más perfecta, a la que, además, dotó de inteligencia. De esto último desconozco cómo andará usted para confundirlo todo y hacer tantas mezclas y aleaciones.

Por otra parte, me parece que su escrito, ignoro si usted también, describe un cierto tufillo de “feminismo militante muy progre y a la moda”. ¿Por qué esa especie de parábola o conversación entre una persona creyente y su hijo no se produce entre esa persona y su hija? ¿No hay que explicarle también a las hijas, a las niñas, todas las atrocidades que se hacen con los toros? ¿Las mujeres no deben de hacerlo también? ¿A usted y a su hija no debe el Señor pillarles confesadas? Reflexione y concluya. No meta a Dios, ni al Señor, en estos temas humanos. “A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César” y no olvide que “...todo lo bueno o lo malo sale del interior de las personas...”.

Como profesor de Historía y católico, le diré que el toro es un animal totémico de la cuenca del Mediterráneo, como poco, (Cultura cretense o minoica, por ejemplo). Por otra parte, como profesor de Geografía y amante del equilibrio de los ecosistemas, le diré que la dehesa (del latín defesa) se mantiene por la existencia del toro de lidia y en ella otros muchos animales, caso del cerdo o lince ibéricos a los que tanto aman y protegen. Y hasta en departamentos de Francia y ciudades (Arles y otras) aman las corridas de toros. Un toro bravo muere, en noble lucha de igual a igual, con unos hombres valientes y de lo contrario moriría en un vulgar matadero. Elija. ¿No sufren los peces al ser pescados mientras se asfixian? Un saludo ecológico.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris