Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Despertar sobrecogedor

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 29 de diciembre de 2010, 07:43 h (CET)
En su escrito:’Cóctel explosivo: noche y alcohol’, Celeste López escribe: “Bien lo saben los promotores turísticos que cada año organizan millares de viajes a determinados puntos de la costa española , con el reclamo de largas noches de desenfreno aderezadas con alcohol. Todo ello a un módico precio. El coste, sin embargo, es alto desde el punto de vista de la salud pública: borracheras, consumo de substancias ilegales, peleas, acosos sexuales y relaciones sin preservativos”.

Según un trabajo presentado en las jornadas nacionales de Sociodrogalcohol celebradas en abril de 2010 en Oviedo, en el que se estudia a un millar de británicos entre 16 y 35 años, descubre que la embriaguez, entre otras cosas va asociada a tener relaciones con diversas parejas y sin protección. Los investigadores señalan que las tasas de enfermedades de transmisión sexual se han incrementado en el Reino Unido, país de origen de los jóvenes estudiados. Los diagnósticos obtenidos de clamidia, que es una infección que no muestra síntomas visibles y que la conducta sexual de riesgo durante las vacaciones contribuye a la propagación internacional de esta infección cuando las personas regresan a sus lugares de origen y mantienen relaciones sexuales, se ha incrementado cerca del 180%.

Un estudio realizado por la Fundación de Ayuda a la Drogadicción que se realizó con una muestra de 1200 jóvenes entre 15 y 25 años en Madrid y que según sus autores es extrapolable al resto de las Autonomías, dice que los jóvenes entienden que ‘salir de marcha’ supone correr riesgos, pero ‘no queda otra alternativa que relativizarlos’ porque la opción de no salir o salir menos supondría ‘quedarse apartado del grupo’y ‘ser el raro’.

Además, están convencidos que ‘sabrán evitarlos’. El resultado de este estudio viene como anillo al dedo el consejo que el padre da a su hijo: “Hijo mío, si los pecadores te quieren engañar, no consientas. Si dicen: ven con nosotros…Hijo mío, no andes en camino con ellos.
Aparta tus pies de sus senderos” (Proverbios 1:10,11,15).

Las estadísticas son muy frías e impersonales. Quizás un ejemplo ayudará a entender mejor los problemas que conlleva ingerir una copa de más. Dos futbolistas australianos del The St Kilda se pasaron unas dos horas bebiendo cerveza. Después se fueron al Royal Saxon Hotel de Richmond para continuar la juerga. Aquí encontraron a dos chicas y el alcohol siguió corriendo. Una cosa llevó a la otra. “Los cuatro se fueron al piso de Gram”. La joven que ante el juez declaró que había sido violada estaba borracha y no podía tenerse en pie. La tendieron en la cama. Lo que pasó cuando los dos se quedaron solos al marcharse la otra pareja es lo que debe esclarecer el juicio. El chico dice que el sexo fue consentido. La chica que fue violada. No nos corresponde a nosotros esclarecer como fue la cosa. Lo que sí debe tenerse en cuenta es que el exceso de alcohol jugó su papel, importante, por cierto.

Proverbios 20:1 es muy esclarecedor: “El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora, y cualquiera que por ellos se equivoca no es sabio”. El alcohol usado con moderación puede ser beneficioso, pero abusar de él lastima el alma y el cuerpo. El alcohol hace pifiar ya que adormece los sentidos y hace hacer cosas que son tema de habladurías. Priva a las personas del buen razonamiento y entrega la mente a las pasiones de manera que, quienes eran personas de buen comportamiento siendo sobrias, se vuelven como bestias salvajes al perder el control de sus acciones.

Quien se da el lujo de equivocarse debido al alcohol no es sabio porque menosprecia su entendimiento, daña la convivencia, se hace esclavo de un tirano y entra en un camino que de recorrerse habitualmente le convertirá en un ser inútil y miserable.

El profeta Isaías describe los efectos del alcohol: “Pero también estos erraron con el vino, y con sidra se entontecieron, el sacerdote y el profeta erraron con sidra, fueron trastornados por el vino, se aturdieron con la sidra, erraron en la visión, tropezaron en el juicio. Porque toda mesa está llena de vómito y suciedad, hasta no haber lugar limpio” (28.7,8).
El alcohol, de ingerirse, debe hacerse con moderación, tanto en el ocio como en las salas de juntas en donde se toman decisiones que afectarán a la política y la economía, de las que dependen el bienestar del pueblo.

El consejo que el padre da al hijo que instruye a su hijo debe tenerse en cuenta: “Oye hijo mío, y sé sabio y endereza tu corazón al camino. No estés con los bebedores de vino, ni con los comedores de carne, porque el bebedor y el comilón empobrecerán, y el sueño hará vestir andrajoso…¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las heridas de balde? ¿Para quién lo amoratado de los ojos? Para los que se detienen mucho en el vino, para quienes buscando la mixtura. No mires el vino cuando rojea, cuando resplandece su color en la copa. Entra suavemente, pero al fin como serpiente morderá, y como áspid dará dolor. Tus ojos mirarán cosas extrañas, y tu corazón hablará perversidades. Serás como el que yace en medio del mar, o como el que está en la punta de un mastelero. Y dirás: Me hirieron, pero no me dolió, me azotaron, pero no lo sentí. Cuando despierte, aún lo volveré a buscar” (Proverbios 23:19-21,29-35).

Noticias relacionadas

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo

Puigdemont ignora el ultimátum del Gobierno

¿A qué viene este plazo extra, hasta el jueves? y ¿a qué se refiere Soraya Sáez con sus últimas declaraciones sobre la aplicación de la norma máxima?

702218-3

El apoyo de relevantes intelectuales a la causa independentista ha sido una de las cuestiones que han salido a la palestra

San Isidro, la gallina y Puigdemont

“San Isidro Labrador, pájaro que nunca anida, no le pegues más al niño, que ya ha aparecido el peine”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris