Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mejor cerrar, ¿no?

Lorenzo de Ara
Redacción
martes, 28 de diciembre de 2010, 15:43 h (CET)
Las dos siglas de la reconciliación (jajaja) enseguida dijeron sí. El discurso del rey (con minúscula, coño) era la prolongación de la opinión de los motores de esos dos partidos. La voz del monarca se oyó fuerte, demostrando que la jubilación, en apariencia, queda lejos. Como lejos está la llegada de Rajoy a La Moncloa, y lejos, aún más lejos, la salida de esa casita de un Zapatero adalid de los neoliberales.

La Navidad convierte la mentira en un regalo. Mentir bajo los copos de nieve nos hace más guapos. Mejores. España necesita de un político que sepa mentir. Zapatero miente muy mal. Rajoy no sabe mentir, y eso en política es un certificado de fracaso personal y colectivo. Pobrecito. La izquierda es en sí misma una sucesión de mentiras. La derecha no existe. Seamos claros: ni siquiera está enterrada en el Valle de los Caídos. Solo la monarquía es capaz de aguantar con rigor y buena cara. Mentir es hereditario, se lleva en la sangre.

Después de las palabritas, a los pocos minutos salió una socialista careando que esas palabras son las suyas, las nuestras, la de todos nosotros. Futuros votantes, ojito. Y careando también apareció el vocero de Génova repitiendo que sí, que sí, que ellos ya lo venían diciendo desde el primer amanecer. Profetas.

La crisis económica y no sé cuantas cosas más, hace que duelan los huevos. Andamos encorvados. Salivando palabras al suelo. Los ojos aburridos, las orejas sucias, la cabeza vacía (nada nuevo) y el alma en retirada. Y todas las mañanas comprando periódicos para acabar con las manos sucias, el cuerpo cansado, las caricias perdidas. Menos mal que cierra CNN+. En un país viciado, estos muertos no necesitan intersticios por donde respirar. Todo en minúscula, coño.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris