Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Navidad 2010

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
martes, 28 de diciembre de 2010, 15:35 h (CET)
La Nochebuena y la Navidad son nuestras fiestas más entrañables, tan populares que en el mudo occidental se celebran en todas partes. ¿ Y cómo las celebramos? Con todo lujo de detalles: luces, dulces, cantos, música, rezos, reunión familiar, etc. Asombra ese misterio de amor del Niño Dios, que abraza el sufrimiento humano, santificando así las realidades de pobreza y de dolor que muchos hombres atraviesan. Su amor puro, despierta el nuestro.

La antevíspera de Nochebuena, una compañera me felicitó deseándome “feliz año”, y una antigua alumna me deseó, por la calle, “unos buenos días”. Yo invitaría, a cada cristiano, a confesar su fe de palabra y de obra, que si parecemos lo que somos, es señal de autenticidad y Dios no se avergonzará de nosotros. Un buen detalle de Navidad puede ser bendecir la mesa. Monseñor Munilla ofrece esta propuesta: “Bendice, Señor, en esta Noche Santa, esta mesa y a los que en torno a ella nos reunimos, así como a todos nuestros seres queridos y a los que echamos en falta: En esta noche en la que viniste a nosotros, sin encontrar posada donde alojarte, queremos abrirte las puertas de nuestro hogar y las de nuestros propios corazones para que entres y hagas tu morada en ellos. Da pan a los que tienen hambre, y hambre de Dios a los que tienen pan. Concédenos la gracia de reunirnos un día toda la familia en la mesa celestial. Amén”

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris