Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Análisis Racing Santander   -   Sección:   Fútbol

Un mar de dudas y altibajos para acabar el año

Daniel Quevedo
Daniel Quevedo
@dquevedo26
martes, 28 de diciembre de 2010, 00:03 h (CET)
El 2010 racinguista ha sido, sin duda, un año para olvidar en lo futbolístico pero necesario de recordar de cara al que está por venir. Desde la dolorosa eliminación copera contra el Atlético de Madrid, que empezó con aquel 4-0 en el partido de ida en el Calderón, un 4 de Febrero, el equipo no logra remontar el vuelo y como si de un enfermo moribundo se tratase, lucha con fuerzas de flaqueza para evitar, o más bien prolongar, un final que parece inevitable.

Lejos queda aquel 16 de Mayo donde los racinguistas lograron la permanencia ‘in-extremis’ ante un Sporting complaciente y donde muchos vieron peligrar el proyecto futbolístico de este equipo. Desde la cúpula del club se dieron cuenta de cuánto había en juego y de lo cerca que se estuvo de echar todo al traste. Así pues, y desde el “minuto uno”, la directiva, con Francisco Pernía al frente, trabajaron a destajo para que esto no volviese a suceder.

Claro protagonista en el mercado de fichajes
Prueba de ello la tuvimos unos días después. Pocas veces se recuerda una temporada en la que el Club “atase” a varios futbolistas antes de que ésta acabara. El Racing, después de echar el telón a la temporada 2009/2010, oficializó las contrataciones de Domingo Cisma y Francisco Jesús Pérez “Francis, dos fichajes que a posteriori demostraron ser lo más destacable de los santanderinos este año.

La siguiente semana hizo lo propio confirmando la renovación del lateral Christian Fernández y las “no renovaciones” de Moratón y Oriol. Un lavado de cara a la defensa casi completo. El club trabajaba desde el primer día. Lo nunca visto.

El 1 de Junio arrancaba con los habituales movimientos de mercado. Además del tema Canales aún pendiente, con un claro destino “blanco”, como se confirmaría unas semanas más tarde, el Racing sabía que, a pesar de su falta de liquidez, debía apostar fuerte reforzando su juego de construcción.

Así llegaron los refuerzos de Kennedy Bakircioglu y Alexandros Tziolis que sorprendieron a propios y extraños. El sueco se ha convertido en uno de los referentes racinguistas, tanto en el juego de construcción como en las jugadas a balón parado; y el griego, antes de lesionarse de gravedad, dejó tintes de calidad y autoridad en el mediocampo que pocas veces se habían visto en el Sardinero.

La defensa y la delantera, lo más cuestionado
No sólo el mediocampo preocupaba al club. El Racing necesitaba urgentemente un central, debido a las bajas comentadas, además de reforzar otras demarcaciones. En la defensa llegarían Henrique, un año más, y Waldo Ponce.

El primero, de sobra conocido por los racinguistas, no ha tenido el rendimiento que se esperaba, aunque sorprendentemente, a pesar de sus errores en defensa, se ha convertido en uno de los fijos en el once del entrenador.

El caso del internacional chileno es toda una incógnita. Si bien las lesiones no le han respetado, cuando se encontraba en disposición de jugar, el entrenador no ha querido darle minutos, sólo en caso de necesidad, por lesión o sanción de Torrejón o del propio Henrique, se ha podido ver a este jugador en acción. Curiosamente, dejando bastante mejor sabor de boca que los supuestos “titulares”.

En el ataque las mismas dudas. O quizás más. Tras el desembolso económico realizado para incorporar al equipo a Markus Rosenberg, con la venta de Mohamed Tchité, y con los fichajes de Ariel Nahuelpan y Adrián González, nadie tiene claro, ni el propio entrenador, quienes deben afrontar la tarea de marcar goles en este equipo.

Si bien es cierto que Rosenberg es actualmente el máximo anotador del Racing, el sueco pide a gritos un compañero que le libere de tanta responsabilidad y mayor acierto en su juego. Por su parte, Iván Bolado y el mismo Ariel aún deben demostrar mucho más.

Bagaje preocupante
Aún con todo, el equipo se encuentra decimocuarto clasificado, a cinco puntos de los puestos de descenso. A priori parece una buena situación, pero la cruda realidad nos muestra que esto es sólo un “espejismo”. En los últimos partidos los cántabros han ofrecido una imagen propia de un equipo de segunda división y las hinchas racinguistas empiezan a temerse lo peor.

La sombra del descenso es cada vez más larga y amenaza con privar al club de celebrar como se merece un centenario propio de un equipo histórico de primera división. Confiemos en que esto no sea así y el nuevo año venga cargado de satisfacciones para los seguidores racinguistas.

Noticias relacionadas

Un City pletórico marca territorio y Liverpool y Arsenal se dejan puntos

Los de Pep Guardiola sometieron sin piedad al Swansea

Bale resuelve el enredo ante el Al Jazira

El galés mete al Real Madrid en la final del Mundial tras marcar en el minuto 81

Bale: "El fútbol es mejor sin VAR"

"Aún no se puede decir que esté al 100%"

El Chelsea pisa los talones al United tras ganar al Huddersfield

El City tiene encarrilada la Premier

Cristiano: "Sería bonito jugar con la BBC otra vez"

Busca el sexto Mundial de Clubes para el equipo, sumando las extintas Copas Intercontinentales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris