Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Mireia Belmonte, la princesa del cloro

Rodrigo Gil
Rodrigo Gil
lunes, 27 de diciembre de 2010, 08:58 h (CET)
“Soy la reina de los mares”… que decía canción infantil. La última gran gesta del deporte español coincidiendo casi con el final de año ha sido la de una joven (20 años) con nombre propio: Mireia Belmonte, que se ha metido de un atracón cuatro medallas en un Mundial, siendo proclamada mejor nadadora del mundo FINA.

Si decimos que es de Badalona se entiende bastante la cosa, ya que esta tierra ha dado grandes deportistas como los baloncestistas del Juventud de Badalona, club en el que se formó el que es hoy uno de los mejores jugadores del mundo, Ricky Rubio.

Mireia es a la natación lo que Ricky al baloncesto o Alonso a la Fórmula 1. Un joven talento natural que es capaz de superarse a sí misma. No es una nadadora corriente, de hecho ha tenido actuaciones en las que su rendimiento ha estado por debajo de lo normal, pero su actuación días atrás en el Mundial de Dubái 2010 ha sido grande, superlativa diríamos. La prensa española e internacional así lo ha entendido.

Como los grandes toreros –apellido no le falta- la Belmonte lleva años en remojo en busca de un gran objetivo, la medalla olímpica en Londres 2012. Llegará con 22 años a esta cita que es el gran sueño de un deportista, como la Champions o la Copa del Mundo para un futbolista, el no va más.

Mireia ha sido capaz de ganar dos títulos mundiales en el espacio de 44 minutos y con un podio y agasajos incluidos, es decir, sin descanso alguno para preparar nada menos que un 400 estilos, una prueba natatoria de una exigencia física y mental salvaje. Por eso esta chica es especial, talentosa, diferente. Es un diamante en bruto. Sus remontadas en la piscina sólo son comparables a los históricos ‘hachazos’ de los Perico Delgado, Pantani y compañía en el Tour de Francia, aunque sean dos deportes muy diferentes. Y, con los pies en el suelo, su límite aún está lejos.

Con la gesta de Mireia, el deporte español cierra –excepto casos muy puntuales- un año excepcional, lleno de éxitos culminados con el título mundial de la selección española de fútbol, que era lo que nos faltaba. Ya hemos conquistado las grandes cimas deportivas, NBA incluida, y como no somos un país de nieve, tampoco vamos a pedir una selección campeona en hockey sobre hielo. Aunque todo se andará…

Esperemos que el año 2011 nos diga trayendo títulos en el tartán, en el estadio, en el polideportivo, en la pista, en el circuito,… y en la piscina. Hay un Mundial de Shanghai con muy buena pinta para nuestros nadadores, waterpolistas y, cómo no, para nuestras damas de la natación sincronizada. Otras joyas estas, como Mireia, de los deportes acuáticos.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris