Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ser o no ser  

Sobremesa amenazada

Manuel Alcntara

lunes, 17 de enero de 2005, 00:32 h (CET)
Por ahora se est librando el caf, pero la persecuci n contra el tabaco y contra el alcohol arrecia. El caf pone muy nerviosas a las personas que ya lo son; el humo del tabaco es cierto que te asciende la mano y el alcohol, en su proporci n debida, alegra el corazn. Hay una verdadera batalla contra la sobremesa.

Fumar es malo para la salud, pero s lo para la salud. Para todo lo dems es buen simo. A muchos nos es necesario en indeterminadas ocasiones, pero despus de comer nos es imprescindible. A veces nos hace m s falta que el comer. A los que tenemos ese arriesgado y antihiginico h bito nos quieren recluir en un gueto. La prohibicin arruinar no slo al Ministerio de Hacienda, que recauda enormes sumas gracias a los proscritos fumadores, sino a muchos restaurantes. Cmo puede lograrse una buena sobremesa y una buena conversaci n a base de chicle y agua? El chicle exige un esfuerzo mandibular sin recompensa y el consumo de agua en la digestin no viene a cuento, aunque seg n Mark Twain, el agua si se bebe con moderacin no tiene por qu ser daina.

Comprendo mejor la campa a antietlica. No s lo eso, sino que la encuentro acertadsima. Los accidentes de tr fico han bajado esta Navidad a cifras de hace 17 aos. Si se bebe no se conduce. Debe conducir otro y debe beber el que le guste. Ya hay en algunas ciudades un servicio de ch feres abstemios empedernidos que recogen, por una moderada cantidad de dinero, a las personas que detestan irse a su casa con una copa de menos. Las cuantiosas multas y la retirada del carn han contribuido a que muchos entiendan que es necesario escoger. Yo lo entend hace mucho. A pesar de que no me he embriagado en mi larga vida, me retir de la conducci n el alcoholmetro, o el alcohol metro o como se llame. Entre las dos formas de soplar eleg la que en mi criterio ofrece mayor satisfacci n.

Pronto veremos, a la salida de los bares y de los restaurantes, un corrillo de fumadores que estaban deseando acabar de comer para encender un cigarro. Y junto a ellos, un seor muy serio: es el que conduce.

Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris