Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

El delator de la sotana

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 23 de diciembre de 2010, 08:47 h (CET)
Según el filósofo francés Michael Foucalt, la verdad no pertenece al orden del poder y en cambio posee un parentesco originario con la libertad: otros tantos temas tradicionales en la filosofía, a los que una "historia política de la verdad" debería dar vuelta mostrando que la verdad no es libre por naturaleza, ni siervo el error, sino que su producción está toda entera atravesada por relaciones de poder. La confesión es un ejemplo.

En el caso del cura Fernando Lugo, subproducto del totalitarismo mediático y de los abusos de poder que realiza la prensa para promocionar candidaturas marketineras, corrobora las afirmaciones citadas.

Según un informe que la prensa paraguaya atribuye a las filtraciones de Wikileaks, el cura Fernando Lugo se comprometió con la embajada norteamericana "en público y en privado con oficiales de la embajada" a no apoyar a Hugo Chávez.

Según los cables "el ex embajador (James Cason) recalca que Lugo había asegurado “en público y en privado a oficiales de la Embajada” que no apoyaría a Chávez" informa hoy la prensa local.

Así también, Cason agregó: “No se conocen lazos de Lugo con las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia e incluso -según dijo a María Emma Mejía en abril- que se inclina a denominar públicamente a las FARC como una organización terrorista”.

De esta manera, queda desmentida de manera rotunda la supuesta filiación "bolivariana" del escandaloso y oportunista cura con hijos.

Delató a sus aliados del EPP
El cura Fernando Lugo delató a sus ex aliados del Partido Patria Libre y EPP, involucrados en secuestros, ante los gobiernos colorados, según informes de la prensa local, que afirma haberlos traducido de las filtraciones de wikileaks.

En los informes citados también se habla de que Lugo prometió a Estados Unidos no apoyar a Hugo Chávez para que la embajada norteamericana lo apoye en su proselitismo.

De acuerdo a estas fuentes, Lugo habría indicado al fiscal Nelson Mora el lugar exacto donde se encontraba privada de su libertad la hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas. La revelación de que Lugo era en realidad un delator al servicio de retardatarios coincidió con la detención de uno de sus aliados de la izquierda, el dirigente de Patria Libre José Rodríguez, acusado de instigar a la ocupación de propiedades privadas.

Rodríguez fue detenido por orden del juez César Domínguez, pasadas las 08:00 de este martes, en jurisdicción de la Comisaría Primera Metropolitana. Previamente, el dirigente campesino mantuvo una reunión cerca de las 06:30 con el jefe de Estado Fernando Lugo en Palacio de Gobierno, por lo cual no es difícil imaginar quienes filtraron la información que permitió aprehenderlo.

En realidad, no es la primera vez que Lugo invita a un dirigente campesino a reunirse con él, para luego entregarlo a la policía tras besarlo en la mejilla.

Evidentemente, es más fácil fingir lo que se es que ser lo que se finge, sobre todo cuando se trata de un supuesto teólogo de la liberación izquierdista, que en secreto oficia de delator al servicio de la embajada yanqui y otras fuerzas retardatarias, además de aliado del narcofascismo vernáculo encarnado en el golpista Lino Oviedo.
Ya advertía Schiller que en lo que parecemos, todos tenemos un juez; en lo que somos, nadie nos juzga.

Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris