Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Publicidad erótica

Octavi Pereña
Octavi Pereña
jueves, 23 de diciembre de 2010, 07:45 h (CET)
“Anuncios eróticos que hacen algunas compañías aéreas ponen a las tripulaciones en peligro de asedio y abusos sexuales”, denuncia el sindicato australiano de auxiliares de vuelo. La denuncia se presenta después de duras campañas publicitarias de un claro contenido erótico hechas por compañías aéreas de todo el mundo. Avianova, compañía rusa, lanza una campaña publicitaria mostrando a una auxiliar de vuelo en bikini limpiando aviones. Aeroflot, la compañía rusa más importante publicaba un calendario en el que auxiliares de vuelo posaban totalmente desnudas. La compañía inglesa Renair ha sido censurada por el calendario en el que aparecen mujeres en bikini y desnudas. Recientemente Spirit Airlines se la ha acusado de no tomarse seriamente el desastre ecológico ocasionado por la petrolera británica BP, al publicar un anuncio en el que aparecen mujeres en bikini totalmente empapadas de petróleo, acompañado con el eslogan: “Controlan el petróleo de nuestras playas” . La compañía española que ha quebrado, Air Comet publicó un calendario en el que miembros de la tripulación aparecían desnudos en posturas que simulaban las de vuelo, incluyendo a una joven tendida sobre el motor de un avión cubierta únicamente con un chaleco salvavidas. La lista de anuncios de contenido erótico es más larga. Por lo que nos interesa, lo expuesto basta.

Jo-Ann Davidson, secretaria del sindicato australiano de auxiliares de vuelo dice que estos anuncios son lascivos y que “este tipo de publicidad provocativa utilizando a las tripulaciones de esta manera no debe tolerarse en Australia y no se deberían aceptar en ningún otro lugar”. La señora Davidson sigue diciendo: “Es un triste pensamiento la actitud de los directivos de las compañías aéreas, me atrevería a decir que son hombres de mediana edad, hacia las tripulaciones en general, y al personal femenino, por presentarlos de estas maneras degradantes, repugnantes e impertinentes”. Añade que están buscando la intervención de la Sección de Aviación Civil de la Federación de Transporte Internacional para que intervenga en el asunto y ponga freno a las agresiones sexuales que se hacen a la mujer con los anuncios eróticos que hacen las compañías aéreas. Para acabar con los ataques sexistas que sufre la mujer no es suficiente con que las féminas protesten y pataleen. Los hombres continuaran haciendo de las suyas a no ser que se produzca un cambio radical de mentalidad.

El modelo de masculinidad que nos presenta la Biblia no tiene ningún parecido con la imagen que da el varón caído en pecado que se cree que es más ‘macho’ por el hecho de tratar despóticamente a la mujer utilizándola como objeto de placer sexual. El hombre que trata con desprecio a la mujer es un desgraciado merecedor de compasión. Nunca se le debería ensalzar por los supuestos éxitos que obtiene domesticando a la mujer, porque haciéndolo, uno se hace cómplice de las vejaciones de las que alardea.

La imagen bíblica de la masculinidad es la de un hombre que da “honor a la mujer como a vaso más frágil”. Este concepto de la mujer que se debe proteger hace que se la mire con otros ojos y aleja la idea de comerciar con ella, sea con la prostitución regentado prostíbulos, sex clubes, de ser cliente de estos centros que vejan a la mujer utilizándola como objeto comercial con el que se puede comerciar, o utilizándolo como reclamo publicitario. La mujer se merece un respeto como tal y como persona que debería hacer pensar a quien la utiliza indebidamente. ¿Qué cara de estupefacción no debió poner el hombre que contrató los servicios de una prostituta y cuando la tuvo enfrente descubrió que era su hija? Me lo imagino enrojeciendo de vergüenza. A partir de este instante, ¿cómo fueron sus relaciones familiares? Al director de una compañía que contrata los servicios de una agencia de publicidad para diseñar una campaña publicitaria de contenido erótico, ¿le gustaría ver a su mujer o hija en posturas sexis expuestas a las miradas lascivas de todos? ¿Cómo le sentiría el chismorreo a sus espaldas y las miradas acusadoras del personal a sus órdenes? Lo que no desees para ti no lo quieras para los demás, nos dice el Evangelio.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris