Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“Mi sucesora es mi mujer Jocelyn”

Lluis Llongeras, peluquero y estilista
Redacción
jueves, 23 de diciembre de 2010, 07:41 h (CET)
El peluquero Lluis Llongueras, setenta y cuatro años, es un hombre vitalista, se expresa con simpatía y mucha convicción, usa sus manos y sus vivarachos ojos para hablar. Lleva a sus espaldas muchos años en el mundo de la peluquería y tiene un cursillo, sin pasar por la universidad, sobre psicología de las personas, muy especialmente mujeres, que ha sabido mezclar para que en su trabajo haya sido todo un mundo no sólo de lavar, cortar y secar el pelo.

Lluis LLongueras en sus más de cincuenta años de vida profesional ha creado estilo, difícil eso en toda profesión, pero sus salones son un sello de identidad. Las personas que viajan mucho por cuestiones laborales saben que para ir bien peinada Llongueras es un nombre en el que uno puede confiar.

La imagen y el cabello para todos los humanos es muy importante, una melena larga y bien cuidada en una mujer es digna de admirar, una descuidada y que parezca un trapo de lavar platos produce rechazo. Otro factor es el del color cuando una persona se tiñe tiene que hacerlo a consciencia, una raya de semanas da un aspecto de suciedad y desaliño, unas mechas bien dadas relucen más que el sol, otras que están realizadas por manos poco expertas, un desastre.




Jocelyn y Lluis Llongueras con Norma Duval.


En este año que acabamos Lluis LLongueras ha vivido momentos amargos al ser despedido de una de las empresas por él creadas por su hija mayor, habida de su primer matrimonio, un despido que salió en los diarios de forma escandalosa debido a que su hija le mandó un burofax notificándole la decisión de prescindir de él. Este hecho hizo suponer a una mayoría de personas que Llongueras se quedaba en la calle siendo él el dueño y señor de la firma Llongueras y todo lo que ello significa.

El peluquero catalán hace años estableció que su primera mujer y los tres hijos habidos de esta unión debían tener participación en sus empresas, pero el mundo Llongueras es amplio, complejo y no sólo está formado por una sola empresa sino por varias, es por esa razón que el peluquero no está en la calle sino que sigue con su negocio y sus empresas regentando peluquerías a su nombre y también su nombre, Llongueras, está registrado por él siendo propietario del mismo, ¿qué significa eso?, pues que una peluquería si se llama Llongueras es porque él lo desea o porque es suya.

Lluis pidió respeto acerca de esta situación y nuestra entrevista transcurre por los cauces de la corrección, buen trato y respeto hacia el personaje, eso obvia que Lluis LLongueras me haya explicado cómo funciona su empresa y su actividad incesante, también ha dejado bien claro que su sucesora es su actual mujer Jocelyn. Una entrevista clara, diáfana, en donde si había puntos negros Lluis Llongueras los explica con claridad.

Teresa Berengueras / SIGLO XXI

Siempre estás activo ¿cómo es eso posible?

Porque me paso el día pensando cosas por hacer, siempre tengo el tiempo ocupado, por ejemplo ayer tuvimos una cena especial con todo el equipo en el Windsor, aquí en Barcelona, nuestra empresa se ocupa mucho de las personas que trabajan con nosotros y cuando llevan 25,30, 40 años nos reunimos todos en una cena especial y les hacemos un homenaje, regalamos rosas a sus parejas y según el tiempo que lleven en la empresa les entregamos una placa como recuerdo de los años trabajados o bien les obsequiamos con una escultura mía o media docena de copas de cristal con el pie de plata, los hay que van haciendo colección de estas copas.

¿Es posible que haya personas que lleven 40 años en tu empresa?

Si, si, claro que sí, en el mundo de la peluquería la gente empieza a trabajar muy joven y es posible celebrar los 40 años espléndidamente. Para nosotros todo nuestro equipo de colaboradores es muy importante y por eso tenemos ese trato familiar.

Parece un milagro, hoy en día ya no hay empresas de calado familiar, ya no están de moda.

Nosotros sí, entendemos que en esta profesión es muy importante el trato personal, nuestras clientas tienen un trato muy especial en nuestra casa, es así, nuestras clientas son clientas pero las mimamos mucho, es esencial, por lo tanto nosotros también desplegamos esa forma de comunicarnos, es así desde el inicio cuando se marcaron unas pautas y estamos siguiendo nuestra línea inicial. El trato humano es fundamental

¿Eres tan generoso en el momento de pagar?

Nuestros colaboradores tienen un sueldo base que es el oficial en el mundo de la peluquería y en casa se ganan muy bien la vida porque además van a porcentaje y éste es muy alto, es como si trabajaran para ellos mismos, si alguno no rinde es un problema suyo puesto que deja de percibir más emolumentos. Pero puedo asegurarte que con todas las personas que trabajan con nosotros desde hace años nuestra colaboración es muy estrecha, es nuestra seña de identidad a la hora de trabajar. Es emocionante, la verdad, a mi me gusta tener una empresa humana, creo que esta sería la definición de la misma.




Llongueras trabajando.


Lluis, ¿piensas en jubilarte algún día?

Para nada, yo no dejo las riendas y eso que ya tengo la edad, la supero con creces pero ellos, los colaboradores que trabajan en casa, me necesitan, quieren verme, es lo que he hecho durante toda la vida. De salón en salón. Pero de todas maneras mi sucesora es mi mujer Jocelyn, ella es la que soluciona todos los problemas, lleva las riendas de los salones de España, los internacionales y las franquicias, Jocelyn es un cielo, nos queremos mucho y conoce bien mi empresa, tiene dotes profesionales de alto nivel, es muy cariñosa y, algo fundamental, es diplomática, comprende a todo el mundo y siempre está dispuesta para todo y para todos.

Digamos, Lluis, que tu estilo, tu forma de hacer, no va a cambiar en Llongueras

Jocelyn tiene clara una línea de continuidad, así está y así seguirá siempre, el trabajo, créeme, es duro porque tenemos muchos establecimientos, muchas franquicias y además preparamos a todas las personas que trabajan en casa, no sólo en España sino en todo el mundo, seleccionamos todas las modelos y preparamos las campañas de fotos, todo sale de Barcelona, de la central de la empresa, es mucho trabajo, a Jocelyn la llaman la patriarca y a mi el cerebrito porque yo soy un hombre de hacer muchas cosas, muy activo, nunca me estoy quieto.

Hubo un momento que las señoras iban a la peluquería todos los días, ha cambiado mucho, ¿verdad?

Si, después vinieron cada semana, luego pasaron al mes y ahora si pueden lo hacen cada dos o tres meses, pero nosotros con los tiempos también hemos evolucionado y a las señoras que no vienen con tanta asiduidad a los salones les vendemos nuestros productos para que en casa puedan arreglarse el pelo, igual que se maquillan o se depilan. Son nuevos tiempos, la mujer, por suerte, integrada en el mundo laboral, dispone de poco tiempo y nosotros le facilitamos el que vaya estupenda y sin problemas.

En el mercado hace años que lanzaste un producto para que las mujeres se pudieras teñir el pelo en casa.

Son unos productos fantásticos, hace dieciséis años que están en el mercado y te prometo que siempre los hemos mejorado, el color Advance está muy elaborado, deja el cabello reluciente y el color que se escoge es perfecto. Te diré mas, hacemos muy poca publicidad del mismo y es el número uno en ventas, por todo lo que te explico el pelo no se resiente, el color escogido por la clienta queda tal y como ella desea y además es muy fácil de usar.

La crisis que nos afecta, ¿cómo la vives en tu empresa?

Yo he seguido como siempre, en LLongueras no ha habido restricciones, en el salón de Peluquería Look realizado el pasado mes de setiembre en Madrid explicaron que la peluquería en general había tenido una caída de un 22%, en casa no ha sido así, la he notado, claro, ahí está, pero en nuestros salones la crisis ha afectado entre un 2’9% y un 3’5%, de momento estamos funcionando, sin tener que hacer cambios en las peluquerías, todo está en su sitio.

Eres un hombre reconocido y muy conocido, ¿cómo es que no te han dado un reconocimiento a nivel ciudadano?

Porque en Barcelona un peluquero es sólo un peluquero, tengo seis vitrinas llenas de premios, diez veces más que Ferràn Adrià, en el Harper’s Bazaar me dieron cuatro páginas, pero eso es así. Un cocinero, con el boom internacional, tiene mayor trascendencia, nuestro trabajo está valorado de otra manera.

Pero en Esparraguera, la localidad donde naciste, si que han puesto una calle con tu nombre y has recibido de forma oficial su cariño hacia ti.

Yo he hecho el cartel del Teatre Passiò D’Esparraguera, siempre voy a hacer lo que me piden, un día me invitaron al teatro, hicieron una representación que se llamaba “Llongueras, un som-ni d’il-lusions” (Llongueras, un sueño de ilusiones) hubo bailes clásicos, bailes modernos y a escondidas se llevaron esculturas y pinturas mías y las expusieron al mismo tiempo que hicieron un video del acto, era todo muy espectacular, pero lo más importante para mi fue la demostración de afecto que me demostraron, fue una sorpresa para mi que guardo con un enorme cariño.

La peluquería en España está muy considerada a nivel internacional, en América, por ejemplo, es muy cara y muy deficiente, incluso en Nueva York ¿es eso cierto o me lo estoy inventando?

En absoluto, aquí en España el nivel de la peluquería es altísimo, además la relación calidad-precio no tiene por qué compararse con otras partes. También está muy bien conceptuada en Italia.

Dime, las estrellas de Hollywood, ¿dónde se peinan?

Fuera de España los peluqueros van por modas, no duran más de tres o cuatros años, las grandes de Hollywood acuden a sus peluqueros de los estudios, éstos son muy buenos profesionales pero sólo accesibles a estas estrellas. Y en Londres y París, por ejemplo, las clientas que quieren ir muy bien peinadas citan a los peluqueros por horas, no van a ningún salón y éstos ya tienen su clientela a base de hablarlo los unos con los otros. Es un tema curioso y especial.

He trabajado mucho desde muy joven, he tenido la suerte de ejercer la profesión que me gusta y mis ahorros vienen un poco de aquí y un poco de allá

Eres un seductor, eso se tiene o no se tiene, ¿tú sabes dónde radica la esencia de este éxito tuyo con las personas?

Soy un seductor sólo con las mujeres, cuando yo miro a una mujer la miro con mucho respeto, con mucha admiración, como a una persona importante, eso, sin duda, da mucho subidón de adrenalina, porque mi forma de hacer con las mujeres no es como la de aquel hombre que las busca sólo por poseerlas, no es ese mi estilo. Yo estoy allí porque la mujer me fascina y además con ella voy a conseguir que su pelo o su peinado acabe de mostrar su esencia como persona y como profesional.

Pintas, escribes, haces esculturas, ¿de dónde sacas el tiempo?

La mayor parte del tiempo lo ocupo en mi trabajo pero como tengo muy buenos colaboradores que hacen muy bien su trabajo al día puedo tener tres horas para dedicarme a estas otras actividades que también forman parte de mi vida y de mi personalidad.

Estamos en Navidad, todo el mundo se organiza para celebrar las fiestas en familia, ¿trabajas?

Por primera vez este año no celebraremos la Navidad en Barcelona, la celebraré en familia con Jocelyn y nuestros tres hijos Adrià , que ya tiene dieciséis años, Antoni, de trece y Jasmine de once, nos iremos a pasarlo a la casa que tenemos en la Cerdanya, algún día nos acercaremos hasta Andorra, nos gusta también mucho y además como tenemos una peluquería iremos a verla y charlar con mis colaboradores de allí. Estas fechas son esencialmente familiares y así las vamos a pasar.

Me habla del nuevo salón de Lagasca en Madrid y de mil proyectos que tiene en mente y ya en marcha, no esta quieto, antes de despedirnos me repite lo que se aman él y Jocelyn para afirmar. “He tenido mucho suerte”.

Noticias relacionadas

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris