Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Los 5 sentidos   -   Sección:  

Chillida sin Leku

Mariña Camba
Mariña Camba
@maritcamba
miércoles, 22 de diciembre de 2010, 09:35 h (CET)
El cierre de un museo, como el de un cine o un teatro, siempre resulta triste. Este tipo de hechos dejan a una con sensación amarga. A fin de cuentas la puesta del candado acompaña al efecto de extinguir un proyecto, un sueño, una vida dedicada a la creación y la expresión artística y la prueba obvia de que el arte es más sensible de lo que muchos puedan imaginar. En efecto lo es. A mí especialmente me pesa el cierre de un espacio: el Chillida Leku.

En esta racha atormentada de vicisitudes económicas, y justo cuando se cumplen diez años de su apertura, al Leku de Chillida le falta presupuesto y la sostenibilidad de su espacio (doce hectáreas en la que se disponen algo más de cuarenta esculturas) resulta imposible. Es entonces cuando el auxilio de la administración pública se hace necesario, ¿o es que hay alguna duda de que Chillida ha sido uno de los creadores más notables del siglo pasado en la cultura occidental? Chillida Leku no es sólo el espacio perfecto para el descanso de las esculturas de gran tamaño del creador donostiarra sino que es una obra en sí misma dentro del panorama del arte escultórico contemporáneo.

Frágil y a un mes de su clausura Chillida Leku fue, hasta la creación del museo, un caserío del siglo XVI en ruinas. Así es que no sólo se muestra en él la evolución artística de un creador sensible con la escultura sino que cuenta además con el aliciente que resulta de la restauración impecable de la zona. Un fantástico paisaje de robles, magnolios y hayas que bajo el cielo oscuro de Hernani alberga los inmensos óxidos de Chillida.

Es una pena dejarlo ir…Poeta del volumen, maestro del hierro y acero, hombre de palabra… Eduardo Chillida, gran embajador de Euskadi, se fue con los vagos recuerdos de saber quién fue. Ojalá exista el modo de conservar en activo este patrimonio de formas y volúmenes que son fruto de su tacto.

Mientras tanto, ya saben, démosle continuidad.

Noticias relacionadas

De septiembre a julio de 2014, tiempo de ERE en el Liceu

Periodos sin actividad artística

Descubren una ciudad maya oculta durante siglos

Hallazgo en la selva del este de México

¿Qué lugares de Siria están en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro?

Espacios reconocidos por su "valor universal excepcional"

Fotografías inéditas para unir los hogares de Picasso

Las viñas, huertos se mezclan con documentos y libros exclusivos del artista

La Sociedad Max Planck se lleva el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

En sus institutos trabajan más de 4.000 investigadores jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris