Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Se vuelven a equivocar

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 22 de diciembre de 2010, 09:02 h (CET)
Tengo la sensación de haberme introducido en el túnel del tiempo y estar reviviendo aquellos trágicos días comprendido entre el once y el catorce de marzo de 2004.

Al igual que el Partido Popular, más concretamente el Gobierno de Aznar, se empeñó en hacernos creer a todos los ciudadanos que el horrible atentado llevado a cabo por aquellos asesinos islamistas fue obra de ETA, cuando todos los españoles teníamos muy clara que la comisión de aquella barbarie era una represalia por la intervención de España en la guerra de Iraq, hoy el PP se vuelve a equivocar. Aquella equivocación, el mentirle a los españoles, intentando ocultar la realidad, le costó al Partido Popular la pérdida del Gobierno. Al parecer están muy seguros de que las próximas elecciones las van a ganar “sin bajar del autobús” y no tienen el más mínimo temor a que este nuevo error que están cometiendo, el volver a mentirle a los españoles, les pueda arrebatar su triunfo y para ello se han empecinado en que la culpa de ese plante irresponsable y propio de gente sin el más mínimo sentido común no fue culpa de los controladores sino del Gobierno. No hay más que ver hasta adonde han llegado: Hasta el extremo de abstenerse en la aprobación de la prórroga del estado de alarma. O sea, que cuando la inmensa mayoría de los españoles, salvo aquellos intransigentes que critican la medida tomada por el Gobierno y dejan entrever que se debería haber negociado cuando los controladores tenían a cientos de miles de rehenes en su poder, cuando esa inmensa mayoría tiene muy claro que aquí los únicos culpables fueron los que inconscientemente y con aviones en el aire, abandonaron sus puestos de trabajo , el Partido Popular, al igual que hizo en aquellos trágicos días de marzo de 2004, se empeña en desviar los tiros, en este caso, hacia el Gobierno. Vuelven a equivocarse sin darse cuenta de que nadando contra corriente puede que nunca consigan llegar a su destino.

Dicho esto, aprovecho para felicitar al Gobierno, y a las otras formaciones políticas que le han apoyado, por su decisión de prorrogar el estado de alerta no haciendo caso de las propuestas, con firmas de compromiso incluidas, de aquellos que no son dignos de confianza por su irresponsabilidad y falta de profesionalidad. Cualquiera que se sienta un profesional nunca debe actuar como ellos lo hicieron. Es mi opinión.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIX)

Mala cosa es enseñar los galones solamente; o peor, vivir de las rentas

El Gobierno impasible ante las amenazas a España

Sánchez resucita a Franco y Calvo minimiza la amenaza de Torra

Aquelarre monárquico en Barcelona

Hooligans sin respeto por las víctimas

Dios es grande

Sin la presencia del Padre de nuestro Señor Jesucristo las mujeres violadas difícilmente superarán el trauma de la fechoría cometida contra ellas

El mundo se acrecienta de víctimas

Solidaricémonos al menos con su poética mirada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris