Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los fabricantes de juguetes no saben dónde invertir

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
martes, 21 de diciembre de 2010, 11:42 h (CET)
Los fabricantes de juguetería están preparados para atiborrar las casas con sus productos y tienen dispuesta la campaña publicitaria para hacer llegar a los críos sus mensajes y que éstos los reclamen en sus cartas a los Reyes Magos.

Están indagando cómo distribuir los 211 millones de euros. El pasado año destinaron el 40% de su inversión a Televisión Española y gran parte a su canal infantil Clan TV. Eliminada la publicidad por la nueva Ley de la Financiación de la Televisión Estatal, la industria del juguete no sabe dónde invertir para lograr impactar a su público objetivo; los niños de 4 a 12 abriles.

La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) afirma que la Televisión Digital Terrestre (TDT) ha desparramado las audiencias excepto Disney Chanel, canal dirigido a los pequeños. En los nuevos anuncios, el valor del juego en la educación de los más pequeños y los beneficios del juguete para el perfeccionamiento de los chiquillos serán el argumento central sobre el que se desarrollarán las acciones promocionales para estimular a los progenitores a que adquieran juguetes a lo largo de todo el año.

Por otra parte, los países de la Unión Europea aprobaron nuevas medidas de seguridad para los juguetes que prohibirán las sustancias venenosas y limitarán el empleo de aleaciones pesadas. Con el reglamento, las sustancias químicas que pueden producir carcinoma, modificando la información genética o afectando a la fecundación, ya no estarán autorizadas en los artilugios infantiles. Por lo tanto, los minerales pesados dañinos, como el plomo o el argento vivo, están vetados.

Estas medidas evitarán que los chiquillos se ahoguen con partes desprendibles de los muñecos. Las pequeñas miniaturas, incluidas en las viandas, siempre irán en un paquete independiente. Los juguetes unidos a un fabricado alimenticio en el que se necesite el consumo de la golosina, para obtener el muñeco, estarán prohibidos.

La formación y educación de los hijos requiere la actuación y el esfuerzo constante de los padres. Tratar de suplirlo con juguetes educativos es buscar algo tan utópico como conseguir una máquina para educar.

Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris