Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Bodega del Diario SIGLO XXI   -   Sección:  

Estilos sin patria

Jordi Massana
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
domingo, 19 de diciembre de 2010, 09:52 h (CET)
Las generalizaciones y las etiquetas, dicen, no acostumbran a ceñirse a la realidad. El fútbol europeo tiene algo de bipolar en este sentido. Se ciñe al hablar, por ejemplo, de Italia. Pocos entrarían a discutir que sus equipos se caracterizan por tácticas especialmente defensivas Que el ‘catenaccio’ (cerrojo, en italiano) fuera inventado por el técnico italiano Nereo Rocco alimenta la idea. A unos les gustará más y a otros menos pero a él le dio resultados con el Milan: cinco ‘Scuddetos’ (1962, 1968, 1972, 1973, 1977), dos Champions (1963, 1969), dos Recopas (1968, 1973) y una Intercontinental (1969).

Pero lo desmiente al analizar otros equipos y especialmente entrenadores. El portugués Jose Mourinho demuestra haber construido su manual con influencias de distintos países. Su gran Chelsea contaba con una defensa sólida al más puro equipo italiano –innegociable para cualquier conjunto suyo-, pero era mucho más. Contragolpeaba y era vertical al más puro estilo británico –que para eso era un equipo inglés-, pero era más. También tenía partidos sublimes moviendo el balón de la mano de Frank Lampard y utilizando una banda de la que era propietario un pletórico Arjen Robben.

Precisamente del país del ahora extremo del Bayern de Múnich nos sirve para ver la promiscuidad existente hoy en día en cuanto a estilos se refiere. La selección holandesa en los años setenta redefinió este deporte creando algo parecido al fútbol total que le sirvió para llegar a las finales de los Mundiales del 74’ y el 78’. Las perdió, pero su juego fue respetado, admirado y reconocido por todos. Este verano, con Holanda de nuevo en la final de un Mundial, consumó una traición a su estilo. En la final que perdió ante España (0-1) desplegó un juego que bien podría haber diseñado el mismo Nereo Rocco.

Johan Cruyff, estandarte de la selección ‘oranje’ de los setenta, calificó de “feo, ramplón, duro, hermético, poco vistoso y poco futbolístico” el juego de Holanda el pasado verano. Un estilo contrario al que instauró en el Dream Team. Y, por tanto, también contrario al del actual Barça, hijo de ese equipo, según su actual entrenador, Josep Guardiola. Pero el ‘estilo Guardiola’ también es más. Sería injusto que el brillante juego ofensivo azulgrana, con el toque y la contención como banderas, eclipsara la gran labor defensiva de todo el equipo, empezando por Messi. No hay que olvidar las ‘influencias italianas’ del técnico catalán, quien tuvo de entrenador en la Roma a Fabio Capello.

Esta semana Guardiola abrió el juego de las generalizaciones. Antes del sorteo de la Champions, en el que le terminó tocando el Arsenal, advirtió que no quería un equipo francés: “Son auténticos animales físicamente, equipos muy fuertes. Obviamente que los grandes equipos como Arsenal e Inter son muy complicados, pero a los franceses no los quiero”. A todos los franceses los puso en el mismo saco. Quizá lo hizo para ponerse la tirita antes que la herida. Para que si le tocaba uno de ellos no le tildaran de oportunista al hacer sus alabanzas sobre ellos. O quizá realmente lo creía.

El caso es que según Guardiola esas características definen a los equipos franceses. Sin embargo, sospecho que los estilos ya no tienen patria. El portugués Mourinho, de nuevo, nos lo demuestra. Después del Chelsea llegó al Inter. Algunos apuntan que es dónde se sintió más cómodo tácticamente no teniendo que rendir cuentas por falta de espectáculo. Su equipo, un cerrojo, ganó el triplete. Ahora en el Madrid sigue fiel a su ADN italiano priorizando el trabajo defensivo –a pesar del 5-0 en el Camp Nou-. Pero también se podría pensar que lo es a su ADN inglés, con la verticalidad de su juego ofensivo. Pero volvemos a plantearnos si el estilo es patrimonio de un país cuando recordamos el histórico contragolpeo blanco. ¿A caso no es un equipo español? Entonces, ¿no quedamos que el estilo de España era el del pasado Mundial? ¿O ese es el del Barça? ¿O era el de Holanda? Quizá sea que los estilos han perdido su denominación de origen.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris