Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La columna cónica   -   Sección:  

Telemaratón: Lo mío es mío y lo tuyo...¡lo compartimos!

Nerea Conejo
Nerea Conejo
viernes, 17 de diciembre de 2010, 23:00 h (CET)
Menos para los grandes centros comerciales y Loterías y Apuestas de Estado, que llevan meses con la cantinela…Ya llegó la Navidad.

Comprar décimos a última hora por si toca aquí, correr por la calle en busca del regalo perfecto para cada ser querido, buscar modelito para la cena de empresa, quedar con gente que durante el año apenas vemos…tiene su encanto, desde luego.

Pero hay una cosa que hace que todos, todos los años me hierva la sangre, más de lo normal: Los tele-maratones televisivos de “la buena conciencia”.

No se me entienda mal, por favor: estas fiestas son emotivas para casi todo el mundo y está muy bien apelar al espíritu de amor, cordialidad y buenos propósitos que nos invade a la gran mayoría de la sociedad a estas alturas. Así que por qué no aprovecharlo para recaudar fondos destinados a los más necesitados. Pero… ¿hasta que punto es loable la labor que pretenden hacer muchos canales de televisión nacional y autonómico?

Antena 3, por ejemplo, lleva años recogiendo dinero en su gala “Inocente, Inocente” para los niños más desfavorecidos. Muy bien, pero la cuestión es que parece que aquí nadie hace nada por los demás sin llevarse algo a cambio. Me explico.

En México, llevan tiempo denunciado que ciertas televisiones de su país realizan estos empalagosos programas (por que son muy entrañables, seguro… pero pegajosos un rato) sin decir del todo la verdad. Resumiendo, la pregunta es: si una canal de televisión quiere hacer una obra de caridad ¿por que no lo hace con su dinero, con tantos beneficios que ingresan, millones arriba, millones abajo? Intentaré explicarlo tal y como lo hicieron de bien unos universitarios mexicanos:
Pongamos que una cadena televisiva tiene 200 millones de deuda con hacienda. Si hacen una gala benéfica televisada para recaudar los euros que cada ciudadano buenamente pueda aportar, esos beneficios conseguidos, algunos canales los usan para deducir sus impuestos. Tanto es así, que si consiguen recoger 290 millones, hacienda les devolverá ese piquito nada desdeñable de 90 kilazos de euros. Son cifras muy abultadas, sí, pero la relación directa en cuanto a deuda-deducción es real. Vamos, que salen las cuentas muy requetebién, ¿verdad?... ¡y tanto!

Eso sí: cuando la agencia tributaria hace esa sustanciosa devolución, ninguno de los anónimos y generosos ciudadanos que contribuyeron reciben un euro. ¿No es un negocio estupendo? Siempre aclarando que esto es lo que según he podido investigar, sucede en ciertas cadenas de televisión del país azteca.
Vamos a ser hombres y mujeres de buena voluntad y pensemos que aquí se hacen las cosas de esta índole por el simple hecho de ser excelentes seres humanos, maravillosas y honradas empresas de comunicación que se mueven solo por el placer de hacer feliz a los menos afortunados, al menos una vez al año…Jou, Jou, Jou, ¡feliiiz navidaaad!

Noticias relacionadas

De septiembre a julio de 2014, tiempo de ERE en el Liceu

Periodos sin actividad artística

Descubren una ciudad maya oculta durante siglos

Hallazgo en la selva del este de México

¿Qué lugares de Siria están en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro?

Espacios reconocidos por su "valor universal excepcional"

Fotografías inéditas para unir los hogares de Picasso

Las viñas, huertos se mezclan con documentos y libros exclusivos del artista

La Sociedad Max Planck se lleva el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

En sus institutos trabajan más de 4.000 investigadores jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris