Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Europa League   -   Sección:   Fútbol

El Villarreal se clasifica como primero de grupo (1-2)

Dos goles de Rossi en apenas dos minutos remontan y sentencian el encuentro en la primera parte
Redacción/EP
miércoles, 15 de diciembre de 2010, 20:55 h (CET)
La primera victoria de los hombres de Garrido les sirvió para pasar a dieciseisavos como líderes. El Brujas, que no se jugaba nada, buscó el empate hasta el final con un juego tosco y contundente pero sucumbió finalmente al puro estilo español

Ficha técnica
1- Brujas: De Vlieger (2); Camozzato (1), Donk (1), Van Gijseghem (2), Blondel (3); Simaeys (2), Odjidja Ofoe (2), Dalmat (1), Perisic (2); Kouemaha (3), Vargas (2)

2- Villarreal C. de F.: Diego López (2); Mario (2), Gonzalo (2), Musacchio (2), Capdevila (3); Marcos Senna (3), Bruno (2), Cani (2), Cazorla (2); Marco Rubén (1), Rossi (3)

Cambios : En el equipo belga Dirar (1) por Vargas (min. 64), Lestienne (1) por Perisic (min. 64) y Van der Heyden (2) por Odjidja (min. 72). Por parte del Villarreal salieron Borja (2) por Cani (min. 59), Altidore (1) por Marcos Rubén (min. 77) y Ángel (1) por Cazorla (min. 81).

Goles: 1-0 Kouemaha min. 27; 1-1 Rossi min. 29; 1-2 Rossi (p.) min. 33

Árbitro: Milorad Mazic (Serbia) (3). En el Brujas mostró la amarilla a Donk (32’) y Camozzato (85’); mientras que en el Submarino Amarillo amonestó a Cazorla (71’) y Marcos Senna (79’).

Incidencias: Partido perteneciente a la última jornada de la Fase de Grupos. Europa League. Estadio Jan Breydel, Brujas (Bélgica). Terreno de juego en buenas condiciones.

Datos destacables
Lo mejor: Milorad Mazic
Aguantó con criterio la presión a la que le sometieron la hinchada local con temple y decisiones correctas.

Lo peor: La entrada de Van Gijseghem a Mario
Le rompió hasta la media y tuvo que salir cojeando del campo. Para partirle el tobillo.

El dato: Primera victoria fuera
Aunque llegaba matemáticamente clasificado, el Villarreal no había conseguido todavía puntuar lejos de El Madrigal.
Rafa Julián / SIGLO XXI

Legaban a la ciudad de Brujas con la clasificación ya en el bolsillo pero con la espinita clavada por no haber conseguido puntuar todavía en Europa en casa ajena. Garrido, fiel a su monótono estilo, dejaba en el banquillo jugadores como Borja Valero o Ángel y se permitía la osadía de no convocar a Nilmar. Tampoco necesitó de sus servicios. Rossi fue arsenal suficiente para romper la mala racha a domicilio en la vieja UEFA y conseguir su pase a dieciseisavos como dueño y señor de su grupo.

Si en algún lugar del mundo se puede achacar la importancia de la ayuda por parte de la grada en el encuentro, sin lugar fue en el Jan Breydel Stadion. La hinchada local lo protestó todo. ¡Todo! Cualquier viaje al suelo de sus jugadores, cualquier falta en contra de su equipo, etc. No obstante y para suerte del Villarreal, Mirolad Mazik no sucumbió al engaño. Podríamos decir que en el penalti que adelantó al Villarreal en el marcador estuvo algo riguroso, no obstante condujo el encuentro de forma excepcional y no cedió a la presión.

Sobre el frío césped, dos estilos totalmente distintos. Los belgas duros, toscos, empapándose de las aperturas a bandas para colgar balones al área sin ningún tipo de fortuna. Los amarillos pacientes, constantes, buscando trenzar jugadas que casi siempre sucumbían en algún jugador local que iba por los suelos. No importaba, se volvía a intentar. Poco a poco, el control del juego comenzaba a tener dueño y las ocasiones parecían cada vez más peligrosas.

La alegría duró poco
El Brujas, centrado en su estricta estrategia, consiguió la gloria primeramente con ayuda directa del larguero, que quiso ensuciar la maravillosa parada de Diego López tras el potente disparo de Blondel, dejando el balón suelto y sin dueño, al alcance de nadie, para que Kouemaha lo empujara con la testa libre de presión al fondo de las mallas. El equipo que no había hecho nada en toda la temporada, se había puesto por delante ante el rival más difícil que recibía en largo tiempo.

Ronald Vargas, jugador “presuntamente” pretendido por el Madrid, lideraba su equipo y se crecía con él, sobretodo después del tanto. Pero había algún participante en el encuentro que no estaba del todo de acuerdo con lo que mostraba el luminoso en la gélida noche. Giuseppe Rossi, convencido en pasar a la siguiente ronda como líder de grupo, decidió darle la vuelta al marcador en un margen de cinco minutos tras el golpe del Brujas.

De cabeza tras un centro medido por Capdevila y de penalti con repetición incluida que él mismo provocó. Después que ‘Il Bambino’ jugara a “Juan Palomo”, el conjunto amarillo comenzó a divertirse. Durante el final de la primera mitad y el principio de la segunda, el “Tiki-taka” fluía sin encontrar obstáculo alguno sobre la dura hierva. El balón teñía cada metro cuadrado del terreno de juego con el más puro y deleitante estilo español, encontrando las botas de los jugadores del Villarreal como propulsores.

Estos retazos de calidad no hacían más que enfurecer la grada local. Fue entonces cuando, ya vencido, Koster decidió sacar del campo a su joya Vargas pensando en el próximo partido frente el Anderlecht. Y fue cuando su equipo empezó a funcionar. Los últimos instantes del encuentro, parecía que el orgullo de no despedirse de Europa con una derrota se apoderó de cada hombre del Brujas. Pero para mala fortuna de éstos, cada acometida dirigida a la portería de Diego López acababa en posición antirreglamentaria.

Sin mucho empeño en sus últimas tareas, el Villarreal comenzó a deponer las armas con alguna contra peligrosa pero siempre displicente, concentrado más en trabajos defensivos y en intentar con cualquier ardid que se consumiera el tiempo lo antes posible. Borja Valero, el único que todavía creía en la transición del balón hacia el ataque de su equipo, observaba perplejo como Rossi, agotado, le hacía gestos aspeando las manos con además de cansancio mientras el trencilla serbio señalaba el final del encuentro.

Noticias relacionadas

El Chelsea pisa los talones al United tras ganar al Huddersfield

El City tiene encarrilada la Premier

Cristiano: "Sería bonito jugar con la BBC otra vez"

Busca el sexto Mundial de Clubes para el equipo, sumando las extintas Copas Intercontinentales

El anfitrión marca el inicio del último reto madridista de 2017

El Real Madrid comienza la defensa del Mundial de Clubes ante el modesto Al Jazira

Messi mantiene las distancias con Zaza y Aspas marca por tercera jornada consecutiva

Segunda jornada consecutiva en la que el astro argentino marca

Timor dispara al Gerona en la tabla y deja tocado al Espanyol (0-1)

Los pupilos de Pablo Machín se adueñaron del balón y de las ocasiones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris