Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El sentido del Belén

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
miércoles, 15 de diciembre de 2010, 13:09 h (CET)
Hace ya semanas que en muchos hogares y también en colegios, Ayuntamientos, centros comerciales, oficinas, etc., te encuentras una representación del Belén, y por supuesto en las parroquias y cofradías, para que puedan ir a visitarlos; es una forma sencilla y eficaz de presentar la fe y transmitirla a los propios hijos.

El primer belén viviente de la historia, fue realizado en 1223 por san Francisco de Asís, en la localidad italiana de Greccio. Esta tradición, conserva todavía hoy su valor para la evangelización. El pesebre nos ayuda a contemplar el misterio del amor de Dios que se ha revelado en la pobreza y en la sencillez de la gruta de Belén.

Ahora al paso de más de 2.000 años podemos ver con claridad que fue una providencia de Dios aquel decreto del emperador romano lo que causó de que José y María fieles al mandato de César Augusto, decidieran, a pesar de que la Virgen sabía que estaba próximo el nacimiento de Jesús, emprendieran el viaje. Llegaron a Belén con la alegría de estar ya en el lugar de sus antepasados, y también con el cansancio de un viaje por caminos en malas condiciones, probablemente durante cuatro o cinco jornadas.

Pero en Belén no hubo para ellos un lugar en la posada. Quizá fue la Virgen quién propuso a José instalarse provisionalmente en alguna de aquellas cuevas, que hacían de establo a las afueras del pueblo, diciéndole que no se preocupara. Y en aquel lugar sucedió el acontecimiento más grande de la humanidad, con la más absoluta sencillez.

Jesús nace pobre, y nos enseña que la felicidad no se encuentra en la abundancia de bienes. Benedicto XVI en su primer, mensaje navideño como Pontífice nos decía: “Su pobreza fue y sigue siendo el signo también para nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI. No hay otra Navidad”.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris