Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Lazos rojos, ¿no es una hipocresía?

Jesús Martínez (Gerona)
Redacción
miércoles, 15 de diciembre de 2010, 13:03 h (CET)
En el Día Mundial contra el Sida, vemos un despliegue de lazos rojos para las solapas; pero no remite la pandemia sino que se extiende de año en año como muestran, tozudas, las estadísticas. La razón cae de su peso por el propio sentido común: el Sida se ataja de raíz con un cambio de comportamiento humano. Es, por tanto, un problema de naturaleza moral y educativa. Pero nada de esto se dice en las campañas publicitarias impulsadas desde los poderes públicos y hasta de ONGs bien intencionadas.

La mayor parte de los esfuerzos emprendidos en la lucha contra el Sida se centran en la distribución masiva de preservativos, que no frena la epidemia mientras contribuye a la banalización de la sexualidad. No dicen la verdad: el preservativo reduce el contagio pero no es la panacea, pues no es completamente seguro. La Iglesia, verdadera adalid de la lucha contra el Sida, dice, como ha explicado el Papa, que la respuesta está en la “humanización de la sexualidad”, en una paciente tarea educativa, y, por supuesto, en la acogida y cuidado de los enfermos, tarea que se lleva a cabo en miles de centros católicos esparcidos por el mundo. Por eso me pregunto: Lazos rojos, ¿Para qué, para decir que hago sin hacer?

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris