Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Can Brians

Rafael del Barco (Barcelona)
Redacción
miércoles, 15 de diciembre de 2010, 13:02 h (CET)
Ante tanta corrupción general parece una tontería, pero quienes hemos sufrido la arbitraria concesión, se recuerda de por vida. Legalmente parece bien estructurada con la intervención de cualificados técnicos, pero en la práctica se convierte en un expediente que destroza más si cabe la ya destrozada mente de un preso, y si alrededor observa como se saltan todos los preceptos y reglamentos que aplican a los que no pueden pagar un duro, más que más.

Estos días la aparición televisiva del desaparecido Emilio Rodríguez Menéndez, el posible nombramiento de Nuria de Gispert como presidenta del nuevo Parlament de Cataluña, y sobretodo la ampliación de la noticia donde se detenía a dos funcionarios de la cárcel de Brians junto a cinco altos mandos de los mossos (policía) me trae junto a tristes recuerdos personales la actualidad del tema.

Lo repito porque si con Javier de la Rosa se vulneró toda la mecánica legal ¡desde arriba!, no es de extrañar que quienes como técnicos, médicos, sicólogos, psiquíatras, directores, jefes de servicio o módulo, o asistentes sociales, se relaje el ánimo y alguno monte su negocio para el trámite a favor de narcotraficantes o cualquiera con dinero.

Lo de Javier (el empresario modelo de Jordi Pujol) se repitió con Juan Piqué Vidal (el abogado de Jordi Pujol y presunto blanqueador a grandes narcotraficantes) o hace un par de meses con Juan José Folchi, íntimo enemigo de la banda por chivarse en Londres según se declara en el caso Hacienda de Barcelona, pendiente de sentencia. Y a propósito, con la hermana Inma Folchi letrada-jefe en el Parlament, donde si continúa estará a las órdenes de Nuria de Gispert. ¡La famiglia!

Con CIU o con PSC, y ahora con el retorno del Oasis Catalán y varios sumarios en curso por Gran Corrupción y la Burbuja Inmobiliaria, con recalificaciones y multimillones en euros de dinero negro, nos deberemos acostumbrar que los grandes chorizos e incluso narcotraficantes entren “por una puerta y salgan por la otra”, que se decía en tiempos de Franco. Todos han repartido y van con “seguro de riesgos catastróficos”.

¡Que lejos quedan los tiempos de Pilar Pato (la Letrada Jefe, que ni era letrada ni jefe de nada) en La Modelo de los 80 cuando un Tercer Grado valía entre 250.000 y 600.000 pesetas según la capacidad adquisitiva del preso! ¡De 600.000 a 6.500.000 de pesetas me parece demasiada inflación o crecimiento económico!

Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris