Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Análisis Xerez   -   Sección:   Fútbol

Pichichi con solera

Antonio Sánchez
Antonio Sánchez
lunes, 13 de diciembre de 2010, 09:44 h (CET)
Jose Mari el delantero sevillano vive su segunda juventud en Xerez donde lleva ya ocho goles.

El veintisiete de Julio de 2010 se hacía oficial la noticia, José María Romero Poyón, más conocido como "José Mari", se vestiría de azulino por una temporada. A raíz de ellos las sensaciones que despertaba este fichaje entre los azulinos eran muy diferentes y variopintas, ya que para muchos, a sus treinta y un años, poco fútbol le quedaba ya en sus botas tras haber pasado por Sevilla, Atlético de Madrid, Milán, Villareal entre otros equipos, y al haber estado los tres últimos años de su carrera sembrando dudas sobre su rendimiento.

Días más tarde, a primeros de Agosto, no pudo iniciar con peor pie su andadura con la elástica azulina, al lesionarse de gravedad en pretemporada frente al Arcos C.F., lesión que le obligó a estar alejado de los terrenos de juegos, requiriendo incluso de intervención quirúrgica al tener una rotura del arco cigomático. Un duro varapalo para un José María que no estaba en su mejor momento.

Un mes más tarde, y con la liga comenzada, el Sevillano se incorporaba a los entrenamientos junto al resto de compañeros, usando una máscara protectora para su lesión, e iniciando así su particular pretemporada. Culminando con su debut en Xerez frente al Numancia, donde fue parte activa del gol del equipo azulino, al terminar el balón en el fondo de las mallas tras el despeje de Jaio, defensa numantino.

Desde su debut su cuenta de goles ha ido engordando paulatinamente, callando con cada uno de los tantos a los detractores que inicialmente dudaban de su juego. José Mari vuele veloz como antaño pero más sereno que aquel joven Sevillano que emprendió rumbo a la capital para debutar con el equipo colchonero, con la rabia y hambre de gol que sentó en el banquillo del Milán al mito George Weah, y es que José Marí, con la edad, gana como los buenos vinos, consiguiendo el primer hat trick de su historia frente al Valladolid hace pocas semanas, erigiéndose así en la revelación de la temporada.

A día de hoy, y tras celebrar el pasado diez de diciembre su trigésimo segundo cumpleaños, José Mari esta más en racha que nunca, son ya ocho las dianas que lleva en el Xerez e in crescendo su ambición por ampliarla.

Lo dicho, todo un lujo, y un honor, tener entre nosotros a un jugador de este nivel.

Noticias relacionadas

Bartomeu, sobre el Girona-Barça en Miami: "Sólo si hay concordia haremos el partido"

Considera que LaLiga ha tenido una buena idea para competir internacionalmente con la Premier inglesa

La ‘evolución’ que llega a España con Luis Enrique

El técnico opta por otro perfil de futbolistas y una defensa de tres

Victorias con sabor europeo de Getafe, Alavés y Espanyol

El Villarreal se impone por la mínima al Leganés

El Real Madrid firma un empate que sabe a poco

Los de Lopetegui pierden sus primeros puntos en la visita a San Mamés

El Atlético se aferra a Garcés (1-1)

Un debutante salva dos puntos ‘in extremis’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris