Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Sobre la Inmaculada, Patrona de España (algo de historia)

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
lunes, 13 de diciembre de 2010, 09:15 h (CET)
Pura y radiante nos presenta la Iglesia a María Inmaculada. Que la Virgen es Inmaculada, es decir, preservada del pecado, es dogma de fe, declarado por el Papa Pío IX ( 8-XII- 1854). En la Homilía de beatificación de este Pontífice, dijo Juan Pablo II: “Al proclamar el dogma de la Inmaculada Concepción, ( Pío IX) recordó a todos que en las tempestades de la existencia humana resplandece en la Virgen la luz de Cristo, más fuerte que el pecado y la muerte”.

En el Juramento a la Inmaculada, entre otros muchos pueblos de España, destacó Villalpando (Zamora) y su comarca, con su “Voto de Villa y Tierra” (1-XI-1466), el primero que se hizo. En 1621, Felipe III pidió al Papa que declarase el dogma de la Inmaculada Concepción; por las mismas fechas y con idéntica intención, hubo un juramento del municipio de Madrid y del Claustro de la Universidad de Salamanca. Importantes pintores- también escultores- nos permiten disfrutar con la imagen de la Inmaculada: Francisco de Pacheco ( 1619), Ribera ( 1635), Murillo ( 1650), etc.

El 16 de enero de 1761 el Rey Carlos III firmaba un Decreto-Ley por el que proclamaba, a la Inmaculada, “Patrona” de todos sus Reinos. En 1947 comenzaron, en Madrid, las Vigilias de la Inmaculada, iniciativa del siervo de Dios Padre Tomás Morales, sacerdote jesuita. Hoy se celebran en todas las diócesis de España, en algunos puntos de Europa y en diversas ciudades de Latinoamérica.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIX)

Mala cosa es enseñar los galones solamente; o peor, vivir de las rentas

El Gobierno impasible ante las amenazas a España

Sánchez resucita a Franco y Calvo minimiza la amenaza de Torra

Aquelarre monárquico en Barcelona

Hooligans sin respeto por las víctimas

Dios es grande

Sin la presencia del Padre de nuestro Señor Jesucristo las mujeres violadas difícilmente superarán el trauma de la fechoría cometida contra ellas

El mundo se acrecienta de víctimas

Solidaricémonos al menos con su poética mirada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris