Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

Películas de toda la vida

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
domingo, 12 de diciembre de 2010, 08:07 h (CET)
Parece que el mundo se acaba, la mayoría de mails e invitaciones que me llegan éstos días es para hacer un repaso de lo que ha sido éste ya viejo 2010 o para que me centre en los espectáculos de estos inmediatos días venideros o bien cuales son los viajes que puedo realizar en las supuestas vacaciones que señala el calendario. Las empresas están cerrando el año para conocer cómo les cuadran los números y las programaciones especiales de las cadenas de televisión ya empiezan a chirriar con sus programas especiales a cada cual peor.

Cuando la familia se reúne en estos días, hacen aciagos para algunos y que a otros les pasan a velocidad de vértigo, suelen pasar el tiempo comiendo, charlando, discutiendo, peleándose y una mayoría ponen en video, ahora en DVD, películas intentando que una sesión familiar de cine les tenga a todos reunidos y en armonía mientras ven películas vistas ya infinidad de veces. Hay películas que forman parte de nuestra vida y que reaparecen precisamente estos días, son películas amables, algunas divertidas y que cuando acabas de verlas te hacen sentir mejor o te dejan con una sonrisa o con algo de lo que seguir hablando con los tuyos.

Es por eso que me atrevo a hablar de unas cuantas películas que forman parte de mi vida o no, pero creo que son atractivas y que muchas serán recordadas por muchas personas, las que no he puesto no es que no me gusten o no estén bien conceptuadas es que sencillamente la producción cinematográfica es tan interesante que nunca se puede seleccionar todas aquellas que valen la pena.

Woody y James Bond
Casi todas las películas de Woody Allen se pueden incluir, empezando por “Annie Hall” y pasando por “Sueños de un Seductor” hasta llegar a “Vicky Cristina Barcelona” aunque a ésta si la añado es porque está rodada en Barcelona y tiene el aliciente de ver una ciudad maravillosa pero con una trama de las más sosas del director americano. Sí, ya sé que por su interpretación le dieron el Óscar a Penélope Cruz pero es una cinta con un guión muy de estar por casa y sin ningún aditivo.

En la lista añado todas las de James Bond con los diferentes actores que han interpretado el personaje creado por Ian Fleming, para mi, en sus inicios, Sean Connery fu el mejor pero seguí enamorándome de Roger Moore hasta llegar a Daniel Craig. Todas las cintas Bond son tan activas en sus escenas que llegas al final noqueado de tanta acción, hay de todo, hombres guapos, mujeres espléndidas con derecho a roce por parte de Bond, escenas de riesgo controladas y, lo que es mejor, Bond siempre gana, en realidad el día que una película de Bond éste sea destronado dejará de ser Bond y es muy posible que ya no nos guste más la trama. Conocí a Sean Connery, nada tiene que ver con el personaje Bond y también a Roger Moore un tipo muy educado pero más bien suave en su comportamiento, lo único que tenía en común con su personaje era esa cierta sonrisa irónica que se gasta James, recuerden: “Mi nombre es Bond, James Bond”.

Musicales entrañables y con fondo político

Hay un montón de cintas de carácter musical entre las que cabe citar “Siete novias para siete hermanos” “El violinista sobre el tejado” “Mary Poppins” ”Sonrisas y lágrimas” “Víctor o Victoria” “Cantando bajo la lluvia” y una infinidad más, pero en este apartado creo que hay dos obras maestras “Cabaret”, dirigida por el magistral Bob Fosse e interpretada por Liza Minnelli, la hija de Judy Garland, otra gran actriz que de pequeña ya destacó con “El Mago de Oz”, Liza interpreta a una bailarina de un club nocturno llamado Kit Kat Club que se enamora de un estudiante doctorado en la Universidad de Cambridge interpretado magistralmente por un jovencísimo Michael York. La película transcurre en el Berlín de los años 30 y la música, el ambiente nocturno y la historia de Sally Bowles, se mezcla con los nazis que ya mandaban en esos momentos y que acosaban a personas como la judía interpretada por una bellísima Marisa Berenson que veían empeñada su vida al no poder vivir bajo el régimen hitleriano.

“Cabaret” estuvo nominada a diez Óscar y obtuvo ocho, uno de ellos fue para Joel Grey que interpretaba el papel de maestro de ceremonia, es un personaje memorable que ya había interpretado en la obra de teatro en Broadway, recordemos de esta cinta canciones como “Mein Herr”, “Money Money” “Two ladies” y claro está, “Cabaret”. Otra historia musical memorable es “My fair lady” que está basada en la obra de Pigmalión, escrita por George Bernard Shaw. Es la historia de Eliza Doolittle, (Audrey Hepburn) y el profesor Higgins (Rex Harrison), Eliza es una florista de origen muy humilde que habla en cockney, Higgins es un hombre acaudalado y profesor de fonética que al conocer a Eliza hace una apuesta con un amigo suyo, el coronel Pickering, para convertir mediante sus clases a la modesta florista en una gran dama.

La cinta muestra la evolución de Eliza y sus esfuerzos para seguir las sesudas lecciones de Higgins, es una película elegante con trazos muy humorísticos, la florista humilde se convierte en dama, lo que nadie dice (nunca las películas de este sino tienen segundas partes) es cómo las va a pasar Eliza cuando vuelva con su familia y los de su barrio, se fue hablando como los suyos y regresa como una gran señora. Una frase acuñada en la película que nos recuerda sus clases es: “La lluvia es Sevilla es una maravilla”. La interpretación es maravillosa y el vestuario es toda una clase de estilo, la música, inolvidable: “Quisiera yo cantar, quisiera yo bailar…………”

La prostituta de los 90, todo un éxito en el share

A la inolvidable prostituta de los años 90 que se pasea por el Boulevard de las estrellas discutiendo con sus colegas de Los Ángeles para ver desde qué estrella va a conseguir un cliente esa noche nadie la ha podido olvidar, se trata de Julia Roberts en el papel de Vivienne en “Pretty Woman”, a su lado un apuesto y ya maduro Richard Gere encarnando un hombre de negocios sin perjuicios, la elige para que le acompañe unos días pues acaba de reñir con su novia de toda la vida. Richard, que necesita a su lado la imagen femenina de una mujer, contrata a la prostituta para que le acompañe. Le paga sólo para eso, pero ni tan siquiera en la vida de los hombres de negocios nada se puede tener calculado, así es como ellos dos se enamoran y el final, era de esperar, es feliz. Aunque es un guión predecible, es una comedia agradable de visionar, incluso se puede ir a la cocina ponerse un refresco y volver y la trama se puede seguir sin problemas. Pretty Woman es la película que tantas veces como se ha programado en televisión ha gozado de mucha audiencia, loa audímetros no se resisten a ella.

Nunca olvidamos a los grandes maestros como Federico Fellini en “La Strada”, “La dolce vita”, “Giulietta de los Espíritus” y su obra maestra, a mi manera de entender, “Amarcord”, otro director italiano a no olvidar es Lucchino Visconti con sus obras “La caída de los dioses” “Rocco y sus hermanos” (excepcional interpretación de un casi desconocido Alain Delon), “Muerte en Venecia”, con la espléndida interpretación de Dirk Bogarde y una apabullante “mamma” Silvana Mangano, con “Il Gattopardo” Lucchino Visconti consigue una obra maestra donde plasma la decadencia del mundo aristocrático de una época con una interpretación sublime de Burt Lancaster y una imagen impagable de dos jóvenes actores europeos del momento Claudia Cardinale y Alain Delon, la escena del baile del vals está clavada en mi retina.

Piratas y los Monty Pitton
Todas las películas de piratas generalmente entusiasman, hasta ahora la serie de “Piratas del Caribe”, especialmente las primeras entregas interpretadas por Johnny Depp y Orlando Bloom, es de las más apreciadas actualmente, Depp borda su papel de Sparow hasta el punto de que parece que lo haya vivido en su vida cotidiana, desarrolla con habilidad gestual la maldad que se le supone a un pirata y Orlando en su papel muestra de manera magnífica la capacidad de soportar y de amar, todo ello en el marco de un guión bien macerado con grandes secundarios y muchos efectos especiales.

Para desengrasar y reír a mandíbula batiente tenemos la desternillante película que interpretaron los cómicos ingleses del grupo The Monty Pitton en “La vida de Bryant”, es la historia de Bryant nacido en Judea el mismo día que Jesús, nada tienen que ver el uno con el otro, Bryant es un desastre pero no puede evitar que le confundan con Jesús, es una sátira bien hilvanada con un guión vibrante y una interpretación alocada. Es una película en la que nunca te cansas te tanto reír. Soberbia, de verdad.

Amar a África
Cierro este apartado con una de las películas que, junto con “Casablanca”, más he visto”, se trata de “Memorias de África”, la historia de la baronesa Karen Blixen (Meryl Streep) que llega a África acompañada de su marido (Klaus María Brandauer) para vivir en una granja. Karen no se casó enamorada y su marido la deja sola para irse a vivir otras aventuras, Karen se enamora de África, de su gente, de su forma de vida y también lo hace de un enigmático aventurero, interpretado por Robert Redford, llamado Denys

Es esta una historia real fue escrita por Karen Blixen con el seudónimo de Isak Dinesen, la novela se publicó en 1937, la cinta, dirigida espectacularmente por Sydney Pollack, la conocimos en 1985. La película obtuvo ese año el mayor número de Óscar entre las demás películas nominadas. Pollack recrea el ambiente colonialista de la protagonista pero también nos da a conocer los atardeceres y los crepúsculos de ese país tan desconocido para la mayoría de occidentales. Sydney enhebra la historia con magníficos paisajes y con un vestuario muy “ad hoc” y muy cuidado, la interpretación de todos los actores es precisa y en muchos pasajes emociona, la historia es un drama acompañado por con perfecta banda sonora, ¿quién no recuerda esta frase?:”Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong Hills” (“I had a farm in Africa at the food of the Ngong Hills”)

Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris