Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Ser o no ser   -   Sección:   Opinión

La utilidad de los pobres

Manuel Alc ntara
Redacción
sábado, 15 de enero de 2005, 22:34 h (CET)
Tradicionalmente, los menesterosos han venido cumpliendo una importantsima funci n social: hacernos creer que al socorrerlos mostramos uno de los aspectos menos visibles de nuestro buen corazn. La verdad es que los de antes estaban mejor educados. Eran todos como los mendigos de las novelas de Gabriel Mir , ceremoniosos y corteses. Solan decir eso de que Dios se lo pagueíŸŽí»» y desearnos, a la vez que una larga estancia en el mundo, una salud irreprochable. Ahora abundan los que nos tutean, al mismo tiempo que nos hacen saber el destino de la presunta ddiva: Dame para un bocataá«». Todos hemos podido observar cmo se van perdiendo los buenos modales en la vida espa ola, pero eso no es lo ms grave: lo peor es que no hay modo de recobrarlos.

He pensado muchas veces que ser pobre, eso que llamamos pobre de pedir, es mucho m s difcil que ser rico, aunque en este gremio abundan tambi n los de pedir. Pedir ms, siempre. Es arduo conseguir tenerlo todo o casi todo, pero mucho m s dificultoso es no tener nada: ni un techo, aunque sea de uralita; ni una silla, aunque tenga culo de mal asiento; ni una televisin, aunque sea de segunda vista. Para lograrlo hay que pertenecer a uno de esos pa ses donde la cubertera est considerada como un signo externo de riqueza. Y aqu es donde quer a venir a parar: a los pobres se les ha descubierto una nueva utilidad. Estados Unidos prueba en frica un nuevo f rmaco antisida sin desvelar sus riesgos. Se asegura que los responsables sanitarios ocultaron un informe para no divulgar los posibles peligros del medicamento.

En una biografa de Pasteur le que el admirable cientfico prob en l su c lebre vacuna. No saba lo que iba a pasar y se tumb en un sof para comprobarlo. Aunque no he probado la leche desde el primer a o de mi existencia y me trae sin cuidado que est pasteurizada o no, a m qu leche me importa, hay que reconocer que experimentar el invento en uno mismo tiene mayor grandeza que hacerlo con los negros de Uganda.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris