Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Dios nos coja confesados

Miguel Rivilla (Alcorcón)
Redacción
jueves, 9 de diciembre de 2010, 10:44 h (CET)
Cuando un evento es irreversible, de imposible solución o de extrema gravedad, se echa mano del dicho popular “Dios nos coja confesados”.Es la expresión de impotencia, de un fracaso previsto o de un insólito milagro. Así suele expresarse el pueblo llano ante una crisis sin salida, o ante las promesas del presidente del gobierno, mil veces repetidas e incumplidas, con millones de parados y medidas de recortes en la economía personal.

Mi alusión va en otro sentido no político y material, sino personal y espiritual de dicha frase, cuyo significado indica la última tabla de salvación en el punto y hora de pasar a la otra orilla del más allá y emprender el viaje sin retorno a la nueva dimensión. No hay nada más incierto que el hecho cierto de la muerte. Ocupados y preocupados por las realidades temporales y la actividad cotidiana, la mayoría de los humanos, no perciben la proximidad de la parca, como admirablemente advirtió el gran poeta Jorge Manrique: ”Recuerde el alma dormida, avive e l seso y despierte, contemplando cómo se pasa la vida, como se viene la muerte tan callando”. La hora de la verdad se aproxima a todos. De cómo nos encontrará, va a depender nuestro destino eterno. No hay pues, momento más trascendente que el de la muerte. Adquiere su verdadero sentido el dicho popular:

“Que Dios nos coja a todos confesados “ o cuando menos, con el alma limpia de pecado mortal, pues como dice la Biblia: “Nada manchado entrará a la presencia de Dios tres veces santo”.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris