Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Liga de Campeones   -   Sección:   Fútbol

Un Barça experimental maquilla el tostón ante el Rubin (2-0)

Partido intrascendente el vivido en el Camp Nou
Redacción
martes, 7 de diciembre de 2010, 21:42 h (CET)
El F.C.Barcelona se impone al Rubin Kazan por 2-0 en un partido sin historia. En un primer tiempo para el olvido, los azulgranas saltaron con más intensidad en la reanudación. Fontás abrió el marcador y Víctor Vázquez aumentó distancias a pocos minutos del final. El Barça de Guardiola, además, pone fin a su particular maleficio con el conjunto ruso y ya espera rival en los octavos de final.

Ficha técnica
2- F.C.Barcelona: Pinto (1); Piqué (1), Fontás (1), Busquets (1); Mascherano (1), Thiago (2), Jonathan dos Santos (1), Maxwell (1); Jeffren (-), Bojan (-) , Adriano (1).

0– F.C. Rubin Kazan: Ryzhikov (1); Kuzmin (1), Ansaldi (1), Navas (1), Bocchetti (1); Noboa (2), Kaleshin (1), Martins (1), Murawski (1); Gokdeniz (1), Ryazantsev (1).

Cambios: En el F.C.Barcelona Víctor Vázquez (2) por Jeffren (min.11), Marc Bartra (1) por Bojan (min.33), Messi (3) por Jonathan (min.62). En el Rubin Kazan Kasaev (1) por Ryazantsev (min.62), Medvedev (1) por Martins (min.65), Bystrov (-) por Karadeniz (min.75).

Goles: 1-0 Fontás (min.51); 2-0 Víctor Vázquez (min.83)

Árbitro: Jonas Eriksson (árbitro sueco) (2). En el equipo azulgrana no mostró ninguna tarjeta, mientras que en el Rubin Kazan amonestó a Ryzhikov (23')

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la UEFA Champions League, grupo D. 50.436 espectadores en el estadio Camp Nou. Terreno de juego en buenas condiciones.

Datos destacables
Lo mejor: Final
El pitido del árbitro puso fin a un partido aburridísimo.

Lo peor: lesiones en un partido intrascendente
Las lesiones de Jeffren y Bojan en el primer tiempo fueron la nota negativa del encuentro.

El dato: Piqué, capitán
Por primera vez desde su regreso a Can Barça, Piqué fue el capitán del equipo.
Sergio Garcia / Enviado al Camp Nou

Partido muerto de antemano. Sin intensidad, sin ritmo, sin emoción. Pese a tratarse de la máxima competición europea. El Barça B y el Rubin Kazan cumplieron el trámite en un encuentro para olvidar. Fontás y Víctor Vázquez fueron los autores de los goles, mientras que sólo la presencia de Messi encendió los ánimos de los seguidores.

Con la clasificación a octavos ya encarrilada y además como primeros de grupo, Guardiola tiró de los menos habituales y de los chicos del filial para perfilar el once inicial. De esta manera, el central Fontás y los mediocentros Thiago y Jonathan dos Santos saltaron de inicio al tendido en sustitución de pesos pesados como Xavi o Iniesta. El extraño dibujo del técnico de Santpedor, con el 'pulpo' Busquets de central, serviría para experimentar de cara a futuros encuentros.

Por su parte, los hombres de Berdiev se jugaban en el mismísimo Camp Nou sus opciones de estar en el bombo de octavos, aunque estaban a expensas de lo que sucediera en Copenhague. Así pues, el conjunto del Tartaristán empezó con su mejor alineación posible: aguerrido en defensa con hombres como César Navas y Ansaldi, y veloz en ataque con el nigeriano Martins.

El inicio de partido fue desangelado, con un Barça a medio gas que dominaba con comodidad en el rectángulo de juego. Mientras tanto, la necesidad rusa se transformó en un conformismo impropio de quien se estaba jugando la vida en Champions. Legítimo, sí. Pero cuando debes sumar los tres puntos sí o sí, sorprende que hasta seis futbolistas ocupen la última línea defensiva, ya que los centrocampistas Kaleshin y Noboa se incrustaban en la zaga para contrarrestar un juego culé inexistente.

De esta manera, Berdiev rezaba en busca de un gol improbable, aunque a punto estuvo de llegar al cuarto de hora de juego. El argentino Ansaldi, con un 'centrochut' con fortuna, casi sorprendió a Pinto, pero el arquero gaditano rectificó y evitó el tanto del cuadro ruso. Fue la única acción con relativo peligro de todo el primer tiempo. Lamentable.

La seriedad rusa, con un planteamiento táctico hermético, se imponía ante la versión B del 'Pep Team'. Y es que, pese a registrar altísimos porcentajes de posesión, los azulgranas eran incapaces de sobrepasar a un adversario que se multiplicaba defensivamente. Además, desde el Parken Stadion llegaban malas noticias: el Copenhague se adelantaba al Panathinaikos y dejaba sin opciones al Rubin.

A partir de entonces, la intensidad decreció hasta un límite inimaginable. Más aún. Soporífero. Por suerte, llegaba el descanso en el Camp Nou y el graderío se entretendría comprando en el bar. Tal vez allí sí habría emoción. Por cierto, Pinto y Ryzhikov, los cancerberos de ambos equipos, sí jugaban el partido. Y aún quedaban unos largos cuarenta y cinco minutos...

Que siga la fiesta
Valga la ironía. No obstante, en los primeros instantes del segundo tiempo sí estuvieron enchufados los jugadores barcelonistas. Los culés pusieron una marcha más y se notó. Y es que a los cinco minutos de la reanudación, una genialidad de Thiago permitió abrir el marcador.

El hispano brasileño se zafó del defensor con una magnífica acción individual y su pase de la muerte lo pescó Fontás, en el interior del área pequeña, para colocar el esférico en el fondo de las mallas. El gol de los locales llegó con suerte, ya que la mano de Kaleshin desvió la pelota y despistó a su portero.

Y el público reaccionó. No por el gol, obvio. Messi calentaba y los aficionados se crecían. Entretanto, Murawski erró un uno contra uno crucial para lograr la igualada, pero su balón picado lo atajó con facilidad Pinto. ¿Y qué apareció entonces? Sí. La chispa de Messi. El argentino, cuál niño con un juguete nuevo, salió a disfrutar en busca de su gol.

Los compañeros surtían de balones al crack de Rosario para que éste siguiera marcando unos números de récord. Pero su gol llegó. Una lástima. El que sí anotó fue Víctor Vázquez tras una gran asistencia de Adriano. El canterano definía a la perfección ante la salida de Ryzhikov y maquillaba el resultado. Al final, 2-0 en el marcador y Guardiola rompía su particular maleficio con Berdiev. Los octavos ya esperan al todopoderoso 'Pep Team'.

Sala de prensa
Josep Guardiola (Entrenador del F.C.Barcelona)

“No creo que ganemos la Championes con once jugadores catalanes, porque está Messi, es argentino y aún tiene 23 años. Necesitamos a los jugadores extranjeros, aquí no sólo existen los jugadores de casa porque sin los de fuera tampoco lo conseguiríamos, aunque sí creemos en la cantera”.
Kurbán Berdiev (Entrenador del F.C.Rubin Kazan)

"La filosofía del Barça es tal que es muy difícil jugar contra ellos, para cualquier equipo que estuviera en nuestro lugar. Los goles podríamos habernos defendido pero bueno, lo entendemos".


Noticias relacionadas

El Madrid sella el Bernabéu (3-0)

El grupo de Zidane vuelve al triunfo como local ante un osado Eibar

Real Madrid - Eibar: Examen en el Bernabéu (dom, 20:45)

Los merengues buscan disipar las dudas tras un mal inicio ante su afición

El Villarreal arranca un punto al Slavia y se aferra al liderato

Los de Javi Calleja igualan en tres minutos un encuentro que llegaron a perder por 0-2

Valverde: "Messi supera registros imposibles y rompe barreras"

Celebra los buenos resultados de sus 100 días al frente del club

El Atlético empata en Bakú y se queda al borde del abismo

Los de Simeone, incapaces de hacer un gol al Qarabag, se complican el pase a octavos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris